Historia Inmediata


Chávez


Los que practicamos la historia inmediata, insistimos en la necesidad de los análisis comparados, como una herramienta para aprender y comprender lo ocurrido en los procesos recientes. basado en este principio les presento una analogía de lo ocurrido en Venezuela en abril de 2002, con optrosd procesos suscitados en el siglo XX. La premisa sobre la cual construyo la analogía es que en la historia de Venezuela reciente, cada vez que se ha presentado un intento de golpe de estado a través de las FFAA, se vuelve a producir otro más radical y fuerte que el anterior. La primera analogía hay que establecerla en la coyuntura 1945-1948. En ese momento durante el gobierno del isaías Medina Anagarita (1941-1945) se planteaba una tranisición modulada de una democracia restringida o limitada a el modelo populista finalmenmte impuesto por Acción democrática. esa transición , como todas las que han ocurrido en el proceso reciente venezolano han estado marcadas por la vbirulencia y el enfrentamiento sin cuartel, el resultado la intolerancia, entendida como negación de la identidad no sólo étnica del otro, sino de su capacidad política de relacionarse como ser social. La intolerancia en el 45, generó que sectoires civiles complotaran para sacar del poder a medina Angarita, para ello establecieron contactos con militares (Delgado Chalbaud, Mario Vargas, Pérez Jiménez) entre otros para comprometer a las FFAA en un pronunciamiento. El resultado, un golpe efectivo que derrocó a medina y lo obligóa a salir del país. La moraleja: la asociación entre militares y civiles no siempre es perdurable,así lo demostraría la reacción de esos militares agrupados en torno a la Unión Patriótica Militar (UPM)quienes derrocaron a través de un pronucniamiento al prssidente Gallegos, elegido en 1948. La otra analogía ocurrió en la etapa 1958-1962, durante el gobierno de Pérez Jiménez, cuya estructura de apoyo se resquebrajo (grupos económicos y FFAA) a través de un pronunciamiento de un grupo de militares encabezados por Hugo Trejo, quienes el 1 de enero de 1958 estuvieron a punto de lograr la salida de Pérez Jiménez. No sería sino hasta el 23 de enero de 1958, cuando otro pronunciamiento militar sacaría del poder al dictador. Sin embargo, el establecimiento de un gobierno de transición no significó el fin de las intentonas militares, tanto de sectores militares de derecha (Castro Léon), como de izquierda (Moncada Vidal, medina Silva,entre otros). El resultado de ello, fue la creación de unas condiciones de hegemonías que permitieron el establecimiento de una democracia consensual que insistía en losd acuerdos interelites, secuestrando la participación popular a las decisiones surgidas desde las estructuras de FEDECAMARAS, la CTV y los partidos AD y COPEI.este sisitema sólo se vería fracturado con las intentonas golpistas de 1992, la primera el 4 de febrero y la segunda el 27 de noviembre. Ambas son el resultado de una disminución de la base de apoyo en el sector militar del gobierno- en ese caso de >Carlos Andrés Pérez- quién vio reducida su capacidad de erigirse como factor hegemónico. El caso de abril de 2002, nos abre esta incognita: ¿sucederá como en los casos anteriores otro intento de golpe de estado?. Nuestra respuesta señala que todos los indicadores - continuidad de la conspiración y confabulaciónde los sectores opuestos a Chávez para sacarlo por otras vias no democráticas,  actritud tozuda del chavismo qwue no ha reforzado las redes de apoyo popular, carestía económica, campaña mediática contra el gobierno- apuntan para que de nuevo se instigue un golpe militar, Más ún cuando quedo demostrada la división en las FFAA. La única via posible es fortalecer la participación, mediante la organización de verdaderas asociaciones civiles de apoyo democrático, que incluya logicvamente el trabajo en el sector social, que hasta ahora ha estado abandonado. En segundo caso, la superación del clima de intolerancia impliucaría la aceptación del juego democrático, establecido por el sistema chavista, cuestión está que no ha sido posible dada la reticencia de los sectores desplazados del poder por Hugo Chávez. Quiero llamar la atención a los amigos de Historia a debate, que el proceso en Venezuela se encuentra en una etapa crítica, de enfrentamiento latente que puede sumirnos en un enfrentamiento de gran escala, pues por una parte la oposición insiste en medidas antidemocráticas para salir de Chásvez, pero por la otra el chavismo no contribuye a solidifcar y sostener una dinámica que ha facilitado la participación abierta. El MVR no tiene la capacidad organizativa para afrontar este complot de gran escala del cual somos testigos, y eso significaría una gran confrontación entre venezolanos. Esperemos aprender las lecciones de la historia inmediata.

Juan Eduardo Romero
La Universidad del Zulia
romero_juane@cantv.net