Historia Inmediata


Chávez


Para el que no conozca el proceso político en Venezuela, es fácil generalizar con respecto a los sectores en pugna: chavistas y anti-chavistas, no obstante como toda generalización, es el resultado de una falsa percepción. No se debe caer en el error de unificar a la oposición ni al chavismo. Con respecto a la oposición, esta tiene en primer lugar, un origen diverso y heterógeneo. Pueden observarse en ella tres secciones bien definidas: a) El Frente Institucional Militar (FIM), estructurado en torno a diversos oficiales retirados, ligados todos ellos a la antigua estructura y relaciones de poder establecidas durante la etapa de la democracia consensuada (1958-1993). La característica esencial de este sector, es su creencia en la necesidad de acoplar a las FFAA dentro del papel de obediencia y subordinación que había desempeñado, en contraste con la beligerancia actual de nuestras FFAA, que han asumido un papel protagónico en la dinámica política del chavismo, pero por otra parte; este sector insiste en asimilar a las FFAA al planteamiento surgido a partir de la llamada "Iniciativa Bush", formulada por el padre del actual presidente de los EEUU, a través de la cual, las FFAA pasarían a  cumplir un papel de custodios del orden público, desde una óptica de mantener y evitar las alteraciones que debían surgir del ajuste del estado de Bienestar a través de la aplicación de políticas de reducción en las áreas públicas y económicas.

b) Los antiguos exponentes de los partidos tradicionales y nuevos actores políticos emergentes. este sector, es quizás el más diverso por su estructura. En él convergen socialcristianos - partido COPEI- socialdemocrátas - AD- , socialistas moderados - una parte del partido Movimiento al Socialismo (MAS)- y por último organizaciones derivadas de la idea del opus dei de tener representación pública, nos referimos al Partido Primero Justicia. Los dos primeros, coinciden en señalar la necesidad de la salida de Chávez, para ellos el problema de la democracia se soluciona al abandonar Chávez el poder, ignorando de esa manera, el hecho más resaltante de las profundas diferencias enrraizadas en la sociedad venezolana. Por su parte, los partidos MAS y Primero Justicia, señalan que sí bien el problema es Chávez, debe encaminarse una salida institucional a través de una propuesta alternativa de poder, cuyo centro de gravedad gira en torno a la modificación del estado de Bienestar y en la profundización de un Estado profundamente Liberal. En el caso de Primero Justicia, encontramos una divergencia radical en su interior. Por una parte, una de sus dirigentes Liliana hernández , fue una militante activa de AD y es la encargada dentro del partido de dirigir la confrontación discursiva con el chavismo. Otro sector de este partido, es el conformado por dirigentes surgidos de la derecha cristiana- el Opus Dei- con excelente formación académica y escasa experiencia en el trabajo popular, encontramos ubicados acá a los diputados de la Asamblea Nacional Gerardo Blyde y Julio Borges, ese sector ha intentado emerger a través de una propuesta burocrática que sustituya el modelo de organización popular propuesto por el chavismo.Primero Justicia, estuvo de alguna forma - a través de uno de sus diputados- implicados en el intento de golpe del 11 de abril, y desde entonces ha mantenido un bajo perfil político.

c) Asociación Ciudadana, conformada por las ONGs Ciudadania Activa, Nulidad 1011, Queremos Elegir, estos con un discurso que insiste en la preponderancia de las ONGS ha logrado de alguna manera calar en la psiquis de la clase media, que observa deseosa un discurso que no consigue en los partidos polítcos tradicionales. Su propuesta esencial esta en base a las salidas institucionales - referendum, revocatoria del mandato, recorte del período- de lo que según su criterio es la crisis del país.
En general, la oposición ha resultado - por lo menos después de junio de 2002- más radical que el chavismo duro, pues han caido en un ciclo de movilizaciones violentas que contradicen el ambiente de "no-violencia" que dicen quie los caracteriza. Mientras la oposición no tenga una propuesta coherente de país, un liderazgo efectivo cercano a las movilizaciones populares no tendrán ninguna oportunidad contra un chavismo que a pesar de su anarquía organizativa, cuenta con una base de apoyo militante significativa. La salida de la crisis institucional no es fácil, la oposición cree en una idea de la democracia esencialmente procedimental, en donde ellos juegan un papel activo, no proponen ninguna idea más alla´de la salida de Chávez y así no se puede avanzar, pues en ese caso miles de venezolanos nos quedamos con los problemas y las ideas del chavismo a pesar de sus errores.

Juan Eduardo Romero
La Universidad del Zulia
romero_juane@cantv.net