Historia Inmediata


Chávez


Las contradicciones del debate en torno a la democracia.
 
Asistimos en estos momentos, a una dinámica signada por las enormes contradicciones - no sólo políticas, sino epistemológicas- presentes en el debate público acerca de la democracia. En primer lugar, una de las mayores viene dada por el hecho de la redimensión de "lo político", en detrimento de "la política", más restringida y menos amplia. La llegada al poder de Chávez, ha servido - y quizás no se lo haya planteado el chavismo- para generar un debate abierto en todos los espacios de acción acerca de los procesos políticos. Nunca antes el pensar, el hacer y el decir sobre la política había estado tan alacance del ciudadano común. Hoy hemos asistido en la sociedad venezolana a una democratización de la participación ciudadana en los asuntos públicos. Lo contradictorio, deviene en el hecho que se esta revistiendo esta ampliación del debate democrático, con profundas muestras de un comportamiento antidemocrático, signado por la intolerancia, la tozudez y la negación del "otro". Por una parte, el chavismo en su pretensión hegemónica nos consume en una discusión sin sentido, que estrecha los espacios conquistados, no contribuye a la generación de respuestas sociales. Por la otra la oposición, escudada en el supuesto carácter totalitario de este gobierno, hace continuos llamados en nombre de la libertad y la democracia, que revisten actitudes profundamente antidemocráticas. Cuando la oposición ocupa espacios públicos protestando - calles, avenidas, plazas- esta atentando contra la libertad de otras personas, cuando paralizan una arteria vial prioritaria ejercen actitudes antidemocráticas.

En segundo lugar, lasa movilizaciones, concentraciones y protestas, que indican una ampliación de las formas de lucha, determinanpor la otra acciones que pueden agotar y crear una crisis de expectativas, pues el discurso de la oposición es que con esas marchas saldrá Chávez y en un acto de magia se acabrán los problemas. En esta falsa promesa se recubre una intencionalidad de retrotraernos al pasado donde las maquinarias determinaron el comportamiento público de los ciudadanos.

En tercer lugar, la oposición que se movilizo, que marcho para que viniera la misión de la OEA, centro Carter y PNUD, actúa ahora de espaldas de este proceso al propiciar un paro general que atenta contra la seguridad pública de los ciudadanos, más aun cuando el CNE ya se ha pronunciado acerca de una fecha de realización del reférendum consultivo. Por otra parte, la misma oposición no termina de aceptar el carácter no vinculante de ese mecanismo. resulta paradógico iniciar un proceso con una pregunta profundamente antidemocrática, como la del referéndum, pues si se solicita la renuncia de alguien, esta deja de ser voluntaria y opasa a ser coactiva y todio acto bajo coacción es un acto ilegal e injusto. Finalmente, la creación de una serie de condiciones conflictivas a través de este paro general , constituye un obstáculo para frontar una solución dialogada de este caos, más aun cuando la oposición no dice - pues no es capaz de hacerlo- que hará en caso de una eventual salida del poder de Chávez. No creo en el chavismo como solución mágica, pero menos creo en una oposición que escudada en un discurso emblemáticamente democrático, actua en forma totalitarista y absurda. estemos pendientes pues nos quieren conducir a una nueva conflictividad de unos contra otros.
 
Juan Eduardo Romero
La Universidad del Zulia