Historia Inmediata


Chávez


Creo que hemos llegado al llegadero, como dicen en mi región. Para la oposición como para el gobierno, el problema ahora no es de legalidad, legitimidada, gobernabilidad ni ninguna otra cosa, el problema es un problema de ganar-ganar o perder todo. Ambos sectores, han renunciado a una salida a través de las instituciones y han decidido incrementar la violencia, pasando por diversos tipos de expresión de estas: a) llamamientos de grupos de opinión o social, que justifican o inciten a los grupos movilizados a utilizarlo, tal es el caso de los llamados de la gente de PDV Marina, o el mismo Chávez, b)amenzas o formas de violencia subliminal: que son propias de formas colectivas de acción que no son propiamente violentas, pero que por sus proclamas o por el ritual presuponen coacción, tal es el caso de las propagandas subliminales establecidas en la televisoras o las tomas de calles por la oposición o el accionar de los chavistas ante los medios de comunicación; c) actos violentos selectivos: que son fruto de un diseño táctico, tal es el caso de los atentados de altamira o la represión de manifestantes en Chuao, o el cierre y saboteo de las actividades de PDVSA; d) espirales de violencia: que son producto de un uso desproporcionado de la violecnia que generá una escalada, es esta la etapa que vivimos y experimentamos, ambos sectores están movilizados y activados en irracionalidades comportamentales que no tienen vuelta atrás, tan retrogrado es la violencia chavista como la de la Coordinadora que paraliza e incomoda a un país y e) actos violentos individuales o de grupos descontrolados: que actúan al margen de la movilización por motivos personales, tal es el caso de Gouveia o de los tomistas de calles y avenidas que impiden el paso.

Estas formas de violencia nos condenan en las actuales situaciones políticas a una resolución final, que implica la derrota absoluta de alguno de los dos. Ambos sectores, el chavismo radical - no el ligth- como la coordinadora democrática -excepto las ONgs- se han quitado la careta y se escudan en un discurso en apariencia democrático pero que encauza una retaliación y revanchismo peligroso. Si gana la oposición asistiremos a la persecución inmisericorde del chavismo o de todo aquel que diga algo que desagrade a la nueva derecha que surgira y no dejara levantar cabeza a nadie de izquierda, incluso a muy moderados como mi amiga Luz Varela. Si triunfa el chavismo radical, no permitirá levantar cabeza a la oposición y nos llevara a una nueva crisis mayor. en cualquier caso lo ideal sería un escenario donde dentro del marco constitucional, pues la OEA ha dejado claramente establecido en su última resolución que cualquier salida debe ser dentro del marco jurídico vigente en Venezuela, se busque un acuerdo entorno a un programa contenido en la Constitución y se discuta y reforme el proyecto político hegemónico del chavismo, sin dejar que se manipule o modifique la constitución , que a mi modo de ver sería un gran riezgo social que se corre en esta transición planteda por la oposición. tengo terror de lo que pueda hacer un gobierno de la Coordinadora, pues pretenderá borrar con todo lo que huela a chavismo y eso tampoco puede ser aceptado, pues estarían condenandonos a una eterna confrontación a través de la conformación de una democracia plesbicitaria basada en la movilización de grandes contingentes de personas. estamos ante un momento interesante, tenemos la doble oportunidad de vivirlo y escribir sobre él, que mejor forma de comprobar la validez de los planteamientos de historia a debate que esta que vivimos en Venezuela.

Juan Eduardo Romero Jiménez
La Universidad del Zulia, Venezuela