Historia Inmediata


Chávez


Para quienes siempre hemos debatido acerca del compromiso del historiador con la dinámica que le toca vivir, quiero compartir con todos ustedes mi experiencia en el día 12 de abril, es decir al día siguiente del intento de golpe de Estado en venezuela. Como bien es sabido por ustedes, desde el jueves pasado se venía desarrollando una presión social en contra del gobierno de Chávez, que pretendía su renuncia, pues bien, el día 11 incitados las FFAA por la acción de los medios de comunicación se produjo el golpe de Estado, quiero reconocer que mi frustración era mucha, pero aun así reflexionaba acerca de las circunstancias que nos llevaron a eso, y esa reflexión - a pesar de mi inclinación por el régimen chavista- me llevo a concluir que fue producto de la intolerancia y tozudez, de la incapacidad de terminar de construir la democracia radical que proponemos, que asuma al "otro" no antagonicamente, sino agonísticamente, con el cual debo debatir y convivir, sin embargo no fue así. Se dieron los acontecimientos he incluso yo, que tan atentamente sigo los procesos, llegue a pensar en la "verdad" señalada por los medios de la renuncia de Chávez, ante eso mi reflexión giro en torno a la vieja pregunta de Lenín: ¿Qué hacer?, lo primero fue escribirles a ustedes y debo agradecer a Carlos la celeridad y solidaridad en reproducir los mensajes de Roberto y los mios, lo segundo fue que el día 12, en pleno revuelo social, con el triunfalismo e intolerancia de los que intentaron el golpe, recibí la llamada de uno de los productores y conductores del que es quizas el programa regional más visto - no se debe olvidar que yo imparto clase en el Zulia, no en Caracas donde sucedían todas las cosas- que me convidaba a hablar de lo ocurrido desde el punto de vista histórico, por eso uno de los artículos que ustedes leyeron creo que fue el del día 12 o 13, se refería al 23 de enero. Encontrandome en el programa y con el peso sobre mis hombres del riesgo que significaba para mi y mi familia decir lo que yo iba, las cosas cambiaron. me acompañaba, aparte del productor un abogado que sin duda alguna pertenecía a las filas del opus Dei, comprometido en la maquinación del golpe, ellos pretendían que como historiador les dijera publicamente que eso no era un golpe, y yo les conteste que  no era un golpe típico, pero que se estaba violando la institucionalidad, al producirse el vacío del presidente y vice-presidente y no convocarse la asamblea. El planteamiento crítico, haciendo analogías históricas con los sucesos del 23 de enero de 1958, la discusión se centro en la iontolerancia y violación constitucional del gobierno en ese momento. Mi sorpresa y orgullo, fue que el actual Fiscal general de la nación Isaías Rodríguez denunciaba pocas horas después de mi planteamiento ante CNN la inconstitucionalidad de pedro carmona estanga como presidente. Lo demás es parte de la historia, pero lo sucedido nos sirve para ratificar lo que decimos los que militamos en la historia inmediata: el historiador debe comprender pero también debe estar comprometido con su tiempo y supueblo, no puede utilizar el conocimiento como una fuente exclusivamente de erudición, por ello cada día que pasa me siento más orgulloso de pertenecer a la tendencia de historia inmediata y a la gran familia de historia a debate. Gracias amigos por su solidaridad y apoyo, en especial a vosotros Israel y carlos que nos permitis seguir haciendo cosas. saludos                           

Prof. Juan Eduardo Romero Jiménez
Historiador- profesor universitario LUZ
romero_juane@cantv.net
romerji@starmedia.com