Historia Inmediata


Chávez


[Nota después de la pausa veraniega del mes de agosto, reanudamos el debate sobre la situación de Venezuela con mensajes anteriores y posteriores a las elecciones del 15 de agosto. C.B.]

¿Referéndum revocatorio o reafirmatorio?

Faltan pocos días para el referéndum revocatorio. Habrá de realizarse el 15 de agosto, si acaso el gobierno no "advierte" o "descubre" más planes conspirativos por parte de la oposición, "con el fin de ganar el referéndum de forma fraudulenta", pues parece ser, según la versión del gobierno, sólo así podrían revocar al presidente Chávez. Por eso, para evitar el fraude, es muy probable que el gobierna suspenda el referéndum y, como magnánima concesión, podría permitir su realización luego del 19 de agosto, en cuyo caso ya la oposición no podría optar por un cambio de gobierno a través de nuevas elecciones. Según la Constitución, luego del 19 sólo podrá ser revocada la figura del presidente, siendo sustituido por el vicepresidente de la república. En este caso, (sólo por culpa del malévolo fraude premeditado de la oposición) el gobierno permanecería incólume; y Chávez seguiría ejerciendo el poder, tras la figura del nuevo presidente.

Estos nuevos y destemplados gritos del presidente anunciando fraude ante un evento completamente controlado por sus seguidores, evidencian una vez más su talante antidemocrático. Chávez saltó a la palestra pública el 4 de febrero de 1992, como dirigente de un golpe militar fracasado contra el presidente Carlos Andrés Pérez, "quien fuera elegido democráticamente a través de elecciones legítimas" realizadas en 1989.

Pérez fue depuesto en 1993, tras un seguimiento que le hiciera el Fiscal de la República, Ramón Escovar Salom por el desvío ilegal de una partida de 250 millones de bolívares (17 millones de dólares) para apoyar la consolidación del gobierno de la Presidente Chamorro en Nicaragua. En el Congreso Nacional se aprobó el enjuiciamiento de Pérez, y su período de gobierno fue culminado por el historiador Ramón J. Velásquez, seleccionado entre un grupo de personajes notables.

Estos hechos muestran, por demás, que a pesar de la crisis política existente, se mantenía en Venezuela una saludable dosis de autonomía entre los poderes políticos. Algo casi completamente ausente en estos momentos, donde las universidades públicas y el BCV, últimos reductos autonómicos, están ya en la mira del gobierno y han sido blanco reiterado de improperios y de amenazas por parte del Presidente.

Recordemos que tras su golpe militar frustrado de 1992, el teniente coronel fue apresado, pero su causa fue sobreseída por el presidente Rafael Caldera, elegido en diciembre de 1993. Durante años, Chávez recorrió el país exigiendo la renuncia del presidente que lo había indultado, y proponiendo la abstención como recurso contra el sistema político. Para 1997, el apoyo de los medios lo convirtieron en un fenómeno electoral; entonces el abstencionista y golpista consideró que no había necesidad de recurrir a las armas para alcanzar el poder.

Se puede afirmar que hasta comienzos de 1998, Chávez era un fenómeno electoral puramente mediático[1], y no fue hasta adentrarse la campaña electoral de ese año cuando el entonces candidato antipartido y anticorrucpión obtuvo el favor de los electores, fundamentalmente el de las clases medias, desencantadas por su proceso de empobrecimiento y por la corrupción administrativa.

Chávez tomó el poder a finales de enero de 1999, pero considerando que la crisis era política, proclamó que habría que empezar por transformar el sistema político cambiando la Constitución de 1961[2]. Así, llamó a un referéndum para establecer la legitimidad del cambio de Constitución Chávez lo ganó. Luego se realizaron elecciones para organizar la Asamblea Constituyente Lo ganó Chávez, o mejor dicho, los candidatos apoyados por Chávez. A los tres meses, después de redactarse de forma apresurada la nueva Constitución y sin mayores discusiones[3], la misma fue aprobada por medio de un referéndum; nuevo triunfo para el Presidente.

Todos esto eventos se realizaron en el año de 1999. A pesar de que los diversos poderes aún conservaban parte de su autonomía, por lo cual Chávez no controlaba completamente las diversas instituciones del Estado como lo hace ahora, en ningún momento se le ocurrió gritar ¡Fraude¡ La realización de estos procesos, sobre todo el de un acontecimiento tan delicado como fue la derogación de la Constitución de año 61, se dio sin ningún impedimento, y a nadie se le ocurrió solicitar firmas ni verificarlas, ni comprar máquinas cazahuellas, ni tampoco molestaban para entonces la presencia rutinaria de los observadores del Centro Carter, de la OEA, o de otros organismos internacionales. Tampoco se pensó en poner impedimentos a los venezolanos residentes en el extranjero para que les fuese difícil o imposible ejercer

el derecho al voto.

Posteriormente, en el año 2000 se realizaron las elecciones de la Asamblea Nacional, que volvió a ganar el oficialismo. Luego vinieron las elecciones a alcaldías y gobernaciones y las de relegitimación del Presidente, por cuyo triunfo, en base a la nueva Constitución, sería elegido por 6 años más, con posibilidad de ser reelegido en el 2006 --algo a lo que no podía aspirar con la Constitución de 1961, que vetaba la reelección presidencial. Según muchos analistas nacionales y extranjeros, el alargamiento del período de gobierno y la reelección fueron los verdaderos ejes del interés presidencial alrededor del cambio de Constitución.

Ninguna de estas elecciones sufrieron retardos por parte del oficialismo, ni del Consejo Nacional Electoral (CNE); al contrario, fueron afectadas por tal afán de apresuramiento oficial, que las de relegitimación, que habrían de realizarse el mayo de 2000, fueron paralizadas y retrasadas por una sentencia judicial. Organizaciones de la sociedad civil como "Queremos elegir" y "Cofavic"[4] habían introducido una solicitud de suspensión de tales elecciones ya que era público y muy evidente la desorganización y las fallas en el CNE como para realizarlas eficazmente en tal fecha.

Finalmente se llevaron a cabo el 30 de julio del mismo año.

Las elecciones sindicales fueron a finales de 2001 aunque debían haberse realizado, como muy tarde, en abril de ese año. El oficialismo empujó la realización de los comicios con multitud de pretextos e infinitas acusaciones de fraude que nunca pudo probar (y, como la mayoría de sus insensatas y temerarias acusaciones, cayeron en el olvido, pues ni se molestan en realizar investigaciones serias que las respalden). ¿Por qué razón pusieron tantos obstáculos, si el gobierno era tan amante de los procesos electorales? La respuesta está en que se vislumbraba la derrota de los candidatos oficialistas, …como efectivamente sucedió. Después de esto, el gobierno siguió gritando fraude, desconociendo la victoria de los sindicatos de la oposición. Y desde entonces los conflictos con la OIT han sido mayúsculos, pues el gobierno ha pretendido designar a los representantes de nuestros sindicatos ante los organismos internacionales, cuando es público y notorio que no ha logrado controlarlos.

Vemos que al gobierno de Chávez gusta de lo comicios electorales sólo cuando se sabe seguro de ganarlos. Por eso la oposición en Venezuela, a pesar de haber hecho la solicitud de revocatorio desde el primer día en que podían hacerse, esto es, desde el 19 de agosto del pasado año de 2003, ha visto demorada tal solicitud por parte del CNE durante casi exactamente un año. Y aún no sabemos si lo podremos realizar. El gobierno sabe que lo perderá. Se lo dicen todas las encuestas. Incluso las mismas encuestadoras que en los meses finales de 1998 y en el año 2000 le daban la victoria sobre sus oponentes.[5] Al respecto negamos la veracidad de las afirmaciones del presidente y del diputado oficialista Nicolás Maduro cuando afirman que las encuestas solo muestran el interés de la oposición y como "prueba" señala que las encuestas de los comicios anteriores "le daban la victoria a la oposición", a pesar del indetenible triunfo del teniente coronel. Recordemos que la reiteración en la mentira y en la obcecada repetición de frases hechas --sería muy pretenciosos decir "ideas" fijas-- parecieran constituir parte esencial de su forma de hacer política[6].

De allí que no sólo se limite a gritar destemplada e injustamente que la oposición prepara un fraude, --cuando sabemos que sólo el gobierno podría realizarlo, tanto por razones técnicas como por las que otorgan el acaparamiento totalitario de todos los poderes públicos. Ahora el CNE,

formado por 5 rectores, tres de los cuales constituyen una mayoría chavista declarada y militante ­pese a la engañifa que nos dimos muchos venezolanos cuando fueron designados-- en lugar de facilitar la realización del referéndum, ha empedrado el camino tan duramente como lo hizo con el proceso de recolección de firmas.

Los siguientes son sólo una muestra de los inconvenientes que han tejido hasta ahora estos rectores, siguiendo al pie de la letra las instrucciones públicas del presidente. (Los suyos son mandatos públicas, pues en su afán desmedido por hablar frente a las cámaras de TV encadenadas a diario con sus alocuciones políticas, señala descaradamente las directrices que han de seguir todos lo poderes del Estado, así como las de sus más ciegos seguidores). Veamos algunos de los obstáculos al referéndum revocatorio presidencial

1.- El empeño en realizar el proceso de referéndum de forma automatizada, con máquinas que no se han probado en ninguna elección. (Son las que se usan para la lotería). El referéndum es muy sencillo sólo hemos de marcar un SI o un NO. Para ello no hacía falta enredar tanto las cosas. Un medio manual, con dos tarjetones, habría sido más económico y ya habríamos resuelto tanto problemas y dudas que se han presentado con las benditas máquinas.

2.- La negación de su derecho a votar a los venezolanos con doble nacionalidad y a los que no tienen una situación legal en su país de

residencia. Aunque la recién creada normativa del CNE para los venezolanos en el exterior no excluye expresamente a quienes tienen doble nacionalidad, los funcionarios en los consulados ya han empezado a relacionar la adquisición o recuperación de otra nacionalidad con la renuncia de la nacionalidad venezolana, a pesar de que la Constitución reconoce el derecho de los venezolanos a la doble nacionalidad. La normativa del CNE exige, además, visa de tránsito a los turistas, pero sucede que los venezolanos podemos entrar a la Unión Europea sin ningún permiso especial, de modo que quienes hayan preparado su situación en el Registro Electoral Permanente (REP) para poder votar en Europa durante sus vacaciones, se verán excluidos. Lo más asombroso ha sido la decisión de solicitar a los votantes en el exterior, una carta de residencia legal para poder permitirles votar, de modo que quienes estén en situación de ilegalidad no podrán hacerlo. Creo que ningún país exige a sus compatriotas que tengan "carta de residencia" para permitirles el derecho al voto en los consulados o embajadas. Por lo menos, en Venezuela nunca se había exigido esto. Véase en la web

http//globovision.com/documentos/documentos.decretos/2004.07/26/exterios/index.php

3.- El problema de la cedulación y naturalización apresuradas. Supongo que cualquier colombiano puede dar fe ­a mi me lo confirmaron varios amigos colombianos-- de que en su país se han organizado excursiones para trasladar a Venezuela a quien quería adquirir la cédula venezolana. Pero en cambio se han puesto múltiples obstáculos a los propios venezolanos. En los operativos de cedulación que se hacían hasta hace poco en la calle, revisaban si la persona había firmado, en caso afirmativo decían que no aparecía en el sistema, que debía ir hasta una sede de la Dirección General de Identificación y Extranjería (DIEX). Yo no me pude cedular, mi cédula de identidad está vencida (afortunadamente puedo votar con ella) pero no he odido renovarla, no pude aprovechar los operativos de calle, y pese a los

esfuerzos que he hecho, cada vez que he ido a la DIEX, ese día le ha tocado cedulación a alguna nacionalidad extranjera (colombianos, ecuatorianos, árabes, etc).

4.-- La adquisición, en las últimas semanas, de costosas máquinas cazahuellas (a un precio de 60 millones de dólares) sin licitación y de

forma apresurada, pese a todas las reservas que han manifestado los expertos y la oposición al respecto. J. Toro Hardy dice lo siguiente

"El sistema pretende cotejar las huellas de cada uno de los votantes, con el supuesto objetivo de impedir que una persona pueda votar más de una vez. No existe una base de datos con las cuales comparar las huellas de cada votante. De manera que cuando llegue el primer votante, sus huellas no podrán ser comparadas con otras. Pero a medida que avance el proceso, cuando hayan votado, digamos, unos 10.000.000 de personas[7], la huella de cada uno de los votantes tendrá que compararse con las restantes 9.999.999. En otras palabras, el sistema de captura y cotejo de huellas se irá saturando porque a medida que avance el número de huellas registradas, la huella de cada nuevo votante tendrá que ser cotejada contra todas las anteriores en tiempo real"[8].

Como es algo que nunca se ha hecho, pues siempre se había empleado tinta indeleble, es imposible decir cuento tiempo le tomará a cada votante emitir su voto. Es muy probable que ha medida que avance el día, el sistema se sature y se convierta en un escollo absoluto para el proceso. Sin dejar de señalar, que seguramente las máquinas pueden confundirse e impedir votar a ciudadanos que no lo han hecho.

5.- Las migraciones inconsultas y las desapariciones en el REP (Registro Electoral Permanente) de electores que firmaron. La Coordinadora

Democrática[9] ha denunciado que se han realizado migraciones arbitrarias de más de 400 mil electores. Esto es, mudan a los electores para otro centro de votación donde les es difícil o imposible trasladarse. Por ejemplo, al primo de mi cuñada, que vive en Hamburgo, lo mandaron a votar en la China (no es chiste, aunque dé risa). Pero la situación en el estado Zulia, región profundamente antichavista, es la más crítica pues allá se han realizado las mayores y más descaradas migraciones inconsultas, donde han movido de su centro de votación a familias enteras que participaron en los firmazos. Lo peor de todo es que publicaron la data del REP el día que vencía la oportunidad para hacer los reclamos. Y aún ahora, luego de que las personas ya habían verificado su situación, aparecen nuevos "errores", como por ejemplo, desapariciones súbitas en el REP, como ha sido el caso del profesor de Historia, Oswaldo Barreto, de la Universidad Central, o de la escritora y profesora Milagros Mata Gil, quienes fueron excluidos hace dos días.

6.- La calificación de enemigos del pueblo y de la patria a quienes voten contra Chávez, como parte de la intimidación y el chantaje a que son

sometidos los funcionarios públicos, contratistas, becarios de las misiones y otros. No otra cosa es la amenaza subterránea, y por demás falsa, de que la votación no será secreta dado que el gobierno podría establecer vínculos electrónicos entre las máquinas casazahuellas con las maquinas de votación, de forma que sería posible determinar la forma en que votaremos cada uno de los ciudadanos.

7.- Los múltiples obstáculos que se han ideado para entorpecer la labor de los observadores extranjeros (invitados por Chávez con solicito interés en otros procesos, cuando las encuestas y la voz en la calle le daban su apoyo). Hasta se ha creado una comisión del gobierno para "observar a los observadores" pues "la revolución no está dispuesta a permitir más injerencia extranjera". Ha sido tan enrevesada la redacción de la nueva normativa del CNE para los observadores[10], y su proceso de elaboración, tan lleno de improperios y descalificaciones, que la Unión Europea se retractó de su intención de enviar a los ciento y tantos observadores que venían[11]. Pero el CNE sí se ha apresurado a invitar a observadores tan imparciales como los que pueden venir del antiguo Partido Comunista Alemán o a Gorbachov, "experto" en elecciones transparentes, entre otros.

8.- La intención de anular la participación de los 18 mil miembros de mesa electoral que firmaron solicitando el referéndum. Las últimas noticias

dicen que aceptaron dejarlos, debido a la imposibilidad de preparar nuevos miembros, pero nada de eso es seguro, pues los rectores chavistas del CNE inventan normas casi todos los días.

9.- La propuesta del presidente del CNE (chavista) de suspender el referéndum en caso de que fallen el 20 % de las máquinas. Finalmente parece que, después de largas y dificultosas conversaciones, ha sido aceptada la propuesta de la rectora Mejías quien sugirió que en caso de problemas técnicos por más de una o dos horas, el proceso pueda seguir de forma manual. Hoy 7 de agosto, deberán aprobar la normativa para los planes de contingencia ante la posible falla de las máquinas.

10.- La negativa de los rectores chavistas a realizar auditorías en caliente, esto es, a contar paralelamente, al terminar los escrutinios

automatizados, las papeletas que expulsen las máquinas como constancia de la votación. El rector chavista Jorge Rodríguez ha llegado a afirmar que con esta propuesta la oposición no pretende transparencia sino "sabotear el proceso de automatización ( … ¿Qué es lo que hemos solicitado los venezolanos? ¿Cuál es el tema que nos interesa? ¿El proceso de referéndum o el proceso de automatización?) .

11- La persecución penal a los miembros de Súmate[12], ONG que organizó a la ciudadanía para hacer posible la realización de las jornadas de recolección de firmas un proceso cívico que posteriormente fue secuestrado por el CNE y del que he señalado en anterior oportunidad las múltiples trampas y obstáculos que nos puso el oficialismo .(Yo por ejemplo no pude firmar en el Reafirmazo[13], pues estaba residenciada en Madrid en noviembre de 2003, y recuérdese que para ese evento no se nos reconoció el derecho a firmar a los venezolanos en el exterior). El gobierno aceptó los resultados del Reafirmazo pues, por una parte, Súmate, en nombre de los ciudadanos tenía evidencia de los resultados (cosa que poco le importaba al gobierno pero a los venezolanos sí), y por la otra, los observadores internacionales también tenían constancia de los resultados, gracias a las auditorías realizadas día a día al terminar cada jornada del Reafirmazo (fueron cuatro días). Por lo tanto, la OEA y el Centro Carter tenían las cifras en su poder. Esta fue una evidencia que no pudo negar Chávez cuando se la presentó el mismo Jimmy Carter[14] y se vio obligado a aceptar los resultados del Reafirmazo, después de haber gritado que "habría eferéndum …pero en California" Por eso se queja ahora de la ingerencia internacional atentatoria contra nuestra soberanía y ha colocado tantos obstáculos a la participación de los observadores imparciales.

12.- La participación de todos los ministros del gobierno y de las Fuerzas Armadas en el Comando Maisanta (encargado de llevar la campaña del NO contra el revocatorio presidencial). El uso descarado de los dineros, de los poderes públicos[15] y de los funcionarios en esta campaña a favor del presidente ha producido un efecto contrario, pues contrasta con la modesta campaña por el SI que adelanta la Coordinadora Democrática. (Pírricamente "financiada por la CIA"). Pero los venezolanos estamos claros, no tememos a las calcomanías, ni a los afiches, ni a las pancartas, ni a los edificios públicos revestidos por gigantes murales teñidos con el NO, … al fin y al cabo, ninguno de ellos votan.

Son más los obstáculos, como los ataques diarios a los grupos de campaña instalados por el SI en la Plaza de la Candelaria de Caracas, y la

redacción de la pregunta del referéndum, la cual excluyó expresamente la inclusión de la palabra "revocar", mostrando una clara intención de buscar el NO en la respuesta. Véase la pregunta "¿Está usted de acuerdo en dejar sin efecto el mandato popular otorgado mediante elecciones democráticas legítimas al ciudadano Hugo Rafael Chávez Frías como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, para el actual período presidencial?". Por otra parte, los funcionarios en el exterior han recibido órdenes de referirse al proceso y de proyectarlo a nivel internacional como si fuese un "Referéndum Reafirmatorio". Son tantos los obstáculos, trampas, manipulaciones y amañamientos en torno al proceso que podría escribir sin parar.

Los venezolanos tenemos fe. Hay temor, pero también hay mucho optimismo. En medio de la confusión y de la indignación que produce esta situación de mofa e irrespeto permanentes, sabemos que prevalecerá la paz. Somos un pueblo pacífico con una larga historia de guerras, y aunque de vez en cuando algún grupo de alterados responde con violencia a la provocación gubernamental, la mayoría sabemos lo que se juega, nada menos que la paz y la democracia no solo en el país, sino posiblemente en el continente. Ya hemos andado y logrado mucho como para que los gritos destemplados del presidente nos distraigan ahora de nuestro objetivo final Revocarlo.

----------------------------------------------------------------------------

----

[1] Su campaña fue muy apoyada por los medios de comunicación; apelo a los archivos y hemerotecas para su comprobación, especialmente a los archivos del diario El Nacional el cual tenía una tenaz lucha contra la corrupción administrativa, la que asociaba con los partidos políticos tradicionales. En este sentido El Nacional, ahora llamado por los chavistas más fanáticos como "El NAZIonal", se identificó en aquellos años con Chávez, --como candidato antipartido y anticorrupción--, con el mismo empeño que le había hecho oposición al gobierno de Carlos Andrés Pérez, y con el que actualmente le hace oposición al gobierno chavista.

[2] La cual postulaba un Estado de Bienestar Social que parecía perderse ante el avance de algunas medidas neoliberales tomadas por los dos

anteriores gobiernos.

[3] El Presidente afirmaba que le era indispensable la pronta aprobación de la nueva Constitución para operar los cambios necesarios que resolverían los problemas del país corrupción, crisis económica y pobreza, tribunales viciados, clientelismo, etc. …

[4] Véanse http//www.queremoselegir.org/ y http//www.cofavic.org.ve/

 

[5] Véase las páginas web de Consultores 21 (http//www.consultores21.com) , de Datánalisis (http//www.datanalisis.com/investigaciones) o buscar información en la red sobre las encuestas Mercanálisis en esos años (por

ejemplo,

http//www.fortunecity.de/olympia/beckenbauer/30/venez00.html#encuestas).

[6] Entre otras mentiras y manipulaciones tenemos la supuesta invasión de Bush a Venezuela; la oposición como expresión de la defensa de sus privilegios, por parte de una oligarquía extinguida en el siglo XIX; la criminalización de las actividades de las ONG que no se someten a sus

designios, como supuestos enclaves de la CIA; la negación y complicidad antes los actos de corrupción cometidos por la mayoría de los funcionarios y diputados chavistas, cuya súbita riqueza escandaliza a los venezolanos que tenemos ojos para ver; la infame mentira de que es ahora que los sectores populares pueden acceder a las universidades, cuando es sabido por todo el que tiene memoria o sabe algo de la historia venezolana que la gratuidad y masificación de la enseñanza universitaria se estableció en 1958, a la caída de la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez; y, sobre todo, el absurdo de que ha alfabetizado con ayuda de los cubanos a mas de 4 millones de personas cuando sabemos que según el último censo no se encuestó ni a un millón de analfabetas en el país. El problema en Venezuela con ese tema es otro y hasta ahora no se ha atacado es el de la abundante presencia de analfabetas funcionales. La última gran mentira se la oí a Chávez ayer los

médicos cubanos (¿3.000? ¿8.000? ¿12.000?) han atendido nada menos que a 17 millones de venezolanos …y somos 24 millones. ¿Acaso los médicos venezolanos no atienden a nadie? …No me extrañaría oírle decir que en los 40 años de democracia podrida puntofijista tampoco se formaron médicos en Venezuela.

[7] Hay alrededor de 14 millones de personas inscritas en el REP.

[8] El Universal, martes 03 de agosto, 2004 http//www.eluniversal.com/

[9] Véase http//www.coordinadora-democratica.com/

[10] Véase http//www.cne.gov.ve

[11] Véase la Declaración de la Presidencia en nombre de la Unión Europea sobre el Referéndum Revocatorio… En http//globovision.com/documentos/cartas.comunicados/2004.08/03/unioneuropea/index.php

[12] El juicio con el que los persiguen, es por "traición a la patria", "conspiración" y algo más de ese tenor. Anoto la página de Súmate, donde

aparece la mayor evidencia de su actividad conspirativa. http//www.sumate.org

[13] Diferente del "Firmazo" realizado en febrero de 2003, cuyas firmas no fueron validadas por el CNE

[14] President Carter's Trip Report on Venezuela, May 29-June 1, 2004. By Jimmy Carter

http//globovision.com/documentos/documentos.decretos/2004.06/08/carter/index.php

[15] Véase la descarada publicidad a favor del NO al referéndum revocatorio que realiza el Ministerio Comunicación e Información, en su página

http//www.minci.gov.ve/votar2004/como_votar.swf pese a que en el home de la misma web aparece una nota del Ministro Jesse Chacón recordando que "Es necesario respetar el reglamento de publicidad aprobado por el CNE…" http//www.minci.gov.ve/

Luz Coromoto Varela M.

Universidad de Los Andes

Mérida, 8 de agosto de 2004