Historia Inmediata


Chávez


Violencia e independencia del Zulia durante el Referéndum del 15A

Manuel Rosales, gobernador del Estado Zulia, presionado por la evidente victoria que Chávez conseguirá dentro de pocas horas en el referéndum —lo que restará aún más sus posibilidades de reelección en septiembre próximo— no solo planea apoyar el escenario violento que en horas de la tarde fomentarán los grandes líderes de la Coordinadora Democrática, encabezados por Enrique Mendoza desde Caracas, si no que pretende, como escenario complementario, declarar la Independencia del Zulia.

Sin posibilidades reales de alcanzar la presidencia de la República, sueño frustrado de los líderes históricos del Zulia —desde los tiempos de la independencia— y de las élites económicas que representan, el gobernador Rosales —político de oficio de muy escasa formación académica y quien apenas puede sostener un discurso público y coherente de poco más de 5 minutos, tal como se evidenció de nuevo el jueves 12 de agosto durante el cierre de campaña— pretende apoyar los escenarios violentos que se preparan desde Caracas y continuarlos en el Zulia con la Policía Regional; pero debido a que no la controla por completo y a la necesidad de simular la presencia de la Fuerza Armada Nacional, las fuentes revelan que los golpistas disponen de cerca de 3 mil paramilitares distribuidos en la región, la mayoría de los cuales se encontraría en Maracaibo.

Desde la base aérea de Maracay nos han confirmado que 5 aviones de guerra fueron enviados a la Base Aérea Rafael Urdaneta, de Maracaibo. Un día antes del referéndum, el Zulia fue sobrevolado por uno de esos aviones de guerra como un aviso al gobernador de la capacidad de respuesta del gobierno nacional.

Lamentablemente hay personas que —al margen de las acciones separatistas de empresarios, políticos e historiadores zulianos— sí apoyarían la aventura separatista confiados en la ilusión de progreso con que se acompaña la idea; con la que los sectores interesaron edulcoran su proyecto. Se hace tan evidente lo que sucederá que, tal como lo decía Noam Chomsky, un niño de 11 años —no sometido a mecanismos de control como la escuela y la TV— podría entender con facilidad que la realidad de un futuro "País Zuliano" no tendría que ser distinta a la realidad de los actuales países de América Latina y el Tercer Mundo.

Es necesario comprender que un hipotético nuevo "País Zuliano", con sus grandes reservas petrolíferas y su capacidad para producir y exportar petróleo, no formaría parte de la OPEP, por ejemplo, lo que garantizaría a USA y las potencias euro-asiáticas el excesivo volumen de crudo que el mercado petrolero reclama. El Presidente Rosales privatizará toda empresa del Estado, rentable o no, y PDVSA será la primera en la lista.

El nuevo "País Zuliano" posiblemente sea reconocido de inmediato por la Casa Blanca, aunque quizá Bush haya aprendido a evaluar primero y apoyar después, luego del ridículo que hizo al avalar, junto con Aznar, de España, a Carmona, aún antes de juramentarse el 12 abril de 2002.

De lo que no hay duda es que la estrategia que seguirán Rosales y los líderes antidemocráticos y golpistas del Zulia responde a los intereses de Washington. Esto forma parte de la necesidad de un plan petrolero alternativo por parte de la Casa Blanca y se evidencia luego de reiteradas visitas que, en el pasado inmediato, el embajador estadounidense Charles Shapiro realizó al Zulia.

Los intereses de Rosales también son personalistas. Pretende inmortalizarse en el imaginario colectivo de los zulianos y de toda Venezuela, y aparecer de para siempre en los libros de historia como el héroe que no es. Esto lo puede llevar a liderizar cualquier aventura golpista-separatista, aún si no está seguro de que funcionará ya que si acierta se garantizan todos sus propósitos, pero si no lo logra, el gobierno democrático que encabeza el Presidente Chávez lo llevará preso y eso de todos modos lo convertiría en el líder-víctima que la Oposición necesita. De manera que, luego del referéndum, los medios privados (RCTV, Venevisión, Televen, Globovisión, y los impresos) tendrían "causas" para continuar con sus planes de desestabilización

Todos los ZULIANOS deben comprender que el propósito de USA es hacer del Zulia una colonia estadounidense y que la ilusión de progreso sólo será eso porque con las medidas neoliberales que aplicarán los pobres serán más pobres.

José Luis Monzant Gavidia

Norberto José Olivar

Johnny Alarcón Puentes

Roberto López Sánchez

Universidad Nacional Experimental

Rafael María Baralt (UNERMB)

Universidad del Zulia (LUZ)

Maracaibo, domingo 15 de agosto de 2004.