Historia Inmediata


Chiapas y la escritura de la historia

Saludos. Soy una estudiante de doctorado de la Universidade de Santiago de Compostela y actualmente estoy investigando acerca del movimiento zapatista de Chiapas;ante el reciente giro político que está experimentando México desde la caída del PRI no puedo menos que preguntarme ¿será todo tan bonito como lo pintan?...y es que, desde la llegada del señor Fox a la presidencia del país, las noticias que nos llegan parecen hablar de algo así como una mano mágica que solucionará (en un futuro no sé si determinado) los problemas económicos, sociales y políticos que México lleva arrastrando desde hace tiempo. Tras 71 años de dictadura priísta resulta perfectamente comprensible dejarse llevar por el entusiasmo; es innegable, además, que junto con el PRI ha caído un anquilosado sistema de redes clientelares y una estructura de represión que pretendía impedir la oposición política en el país. Aceptando y valorando esto en su justa medida podríamos evaluar también la llegada del PAN y avanzar un pronóstico para el futuro, pero, a falta de una observación directa, he de limitarme a formular cuestiones que inevitablemente me vienen a la cabeza cada vez que leo una nueva proeza de Fox ¿pretende su política claramente populista contentar a todos?, ¿cómo solucionará los problemas de ciertos sectores (indígenas, pobres) sin atacar los intereses de otros?,¿sacrificaría las ayudas de los organismos internacionales, como FMI y OMC, a cambio de introducir una política social más comprometida con los desfavorecidos?,¿sería posible que la figura del cacique se perpetuase, aglutinándose ahora alrededor del PAN?...y, por último, una pregunta desesperada ¿pueden, realmente, los gobiernos, actuar independientemente de las directrices que marcan los dueños de la globalización?. Los propósitos pueden ser muy buenos, pero con presiones internas y externas son difíciles de materializar que Fox se reúna con los zapatistas, por ejemplo, si bien indica una actitud dialogante, no implica la mejora de la situación real de toda la población indígena de México, mejora que pasaría por una completa reestructuración de las relaciones sociales y de la política social; un aumento del gasto social podría encontrarse con la oposición de determinados sectores, y los mismo ocurriría si se llegan a proteger efectivamente las áreas de poblamiento indígena, que incluyen zonas de selva explotadas actualmente por la industria cafetalera y áreas litorales ocupadas por hoteles. Sin duda, es posible avanzar, pero...¿estaría el PAN dispuesto?

Natalia Sueiro Monje
Universidade Santiago de Compostela
naisam@hotmail.com