Historia Inmediata


Chile

 
Adhiero absolutamente a las palabras de Manuel Martínez González......

Casi me parece una inmoralidad seguir discutiendo sobre si el golpe contra Chile, ejecutado contra sus instituciones democráticas y especialmente su Presidente legítimamente elegido, estuvo bien o mal. Justificar los golpes de estado  es simple y llanamente una inmoralidad, es suponer que los pueblos son estúpidos cuando emiten su voto.... Y en cuanto a cantidades..... uno, mil, cien mil o 30.000 es lo mismo: no es una cuestión cuantitativa, es una cuestión de mera humanidad. El asesinato de uno solo por cuestiones políticas ( o las que fuere) no aminora la cuantificación del delito....no es cuestión de culpas sino de actitudes ante la vida de la gente, una simple cuestión de justicia... Justicia que hasta ahora no han tenido!. Ni en Chile, ni en Argentina, ni en ninguna parte.

Como ya lo dijo Marx hace tiempo ( y si no lo dijo, seguro lo pensó) "nadie más cobarde que un burgués asustado". Y de eso se trata, me parece...De cobardías que llevan incluso a negar los genocidios cometidos, ya que ni siquiera los delincuentes tienen el honor de hacerse cargo de los asesinatos y torturas, y desapariciones y robos de niños que hicieron en nombre de la "cultura occidental y cristiana". Y aquí ya no hablamos de poder..hablamos de decencia!. O de poder sin decencia.....

Me gusta recordar por eso el último discurso de Allende, por que creo en eso de que "más temprano que tarde" cada uno ocupará el lugar correspondiente: los asesinos a la cárcel y los pueblos a elegir y dirigir su propio camino.... ¡Ojalá así sea!

Silvia Bayon
Maestria en Ciencias Sociales
Univ. de Lujan
Buenos Aires- Argentina