Historia Inmediata


Chile

 
11 de Septiembre de 1973
11 de Septiembre de 2003


Amigo Salvador
hace ya tanto tiempo
que parece imposible la distancia
que separa a los vivos de los muertos.
Ahora llega otro once de septiembre
y te mezclan con sordas sinrazones,
pero ya nada es igual, pues en el mundo
nada mantiene ahora la esperanza de los hombres.
Llegaste e iluminastes el camino
y en esta España que huía de sí misma
creímos que otra cosa era posible
y que alguna vez conseguiríamos
un espacio de futuro como en Chile.
Ay, que creímos
y nos mataron la creencia
con veneno eterno
y las botas salvajes de las bestias
nos pisaron los ojos
nos cortaron las manos
nos violaron el alma.

Nada es igual desde entonces
a la esperanza sucedió el infierno
y en el fondo del cerebro roto
yace muda la inocencia sepultada.
Larga noche de cuchillos
en la triste Sudamérica hija y hermana.
Llanto de poetas y fusiles desesperados
han visto pasar los años
mientras el expolio mudaba su estrategia.
En esta España cambiaron los colores
para que no cambiaran los dineros.
Y en el mundo desapareció el camino del Hombre
engullido por los elefantes obscenos
de una guerra infinita y desaforada
contra todo y todos.
Guerra avasallante de napalm, de ideas, de miseria
para conseguir borrar definitivamente
cualquier proyecto
cualquier atisbo de esperanza
de Humanos libres, en paz, enteros
ni siquiera simplemente
de Humanos con derecho a alimentos.

Ay, Salvador
mártir de ideas y espejo de chilenos
Feliz triste cumpleaños
pues durante aquellos
muchos creímos firmemente
que nos iban a dejar construir
con dudas y cuidados
un mundo nuevo,
pero era solamente una esquina de la Historia
desde donde los siempre miserables
trazaban su negro diseño:
un mundo esclavo y controlado
un mundo encauzado y seco
un mundo donde ahora morimos de tristeza
los que no morimos de miedo
mientras ellos mueren de hambre
y nos matan en silencio
los únicos vivos y su estúpido dinero.

Ya ves:
tanta ciencia y tanta historia
para matar al mundo
y a sus dulces habitantes.
No merecía la pena tanto esfuerzo,
tanta dedicación y música y cuidados.
Adiós, Salvador
allá en el vacío de la memoria
te saludamos muriendo
desde esta última esquina del camino
de la agonía de un mundo
muerto antes de muerto.

+++++

ALLENDE, 30 AÑOS

1973 - 11 de septiembre - 2003


Mario Benedetti

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama,
porque el hombre de la paz era una fortaleza

Para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia,
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar mas para seguir matando,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza,

Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejercito,
pero el hombre de la paz era tan solo un pueblo
y tenia en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios mas tanques mas rencores
mas bombas mas aviones mas oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar mas para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.


Juan M. Blanco Pasamontes
Patrimonio Nacional - Madrid