Historia Inmediata


Chile

 
ESTIMADOS COLEGAS HaD:Acabo de leer las reflexiones del colega venezolano Rodriguez. Sin duda la experiencia socialista chilena fue un proceso politico por una mayor justicia social, pero los fundamentos ideologicos del mismo estaban minados desde la base, pues contrariando todos loe planteamientos teoricos del marxismo asi como la praxis polýtica de 2 siglos sde socialismo, la experiencia chilena no podýa tener Ŕxito sino a fuerza de una agudizaci˛n de las contradicciones de clase, esto es, derechamente de una guerra civil. Afortunadamente esto no sucedio. En la fria estadistica de la muerte, la represion chilena cobro pocas victimas -no mas de 3000 casos de desaparecidos- en comparaci˛n con las victimas - millones de asesinados- por los procesos revolucionarios socialistas: Cuba, China, URss, VIetnam. El caso chileno fue una experiencia mas de la guerra fria. En toda confrontaci˛n se gana y se pierde. La izquierda fue derrotada por las armas, que duda cabe, pero la responsabilidad de la derrota es directa de la dirigencia polýtica de la UP y de los otros referentes de izquierda que jugaron a la revoluci˛n y no estuvieron a la altura de los hechos. las palabras de Salvador Allende a los lideres de la UP el 11 de septiembre de 1973 -"yo si se lo que tengo que hacer"- es un testimonio directo de aquella dirigencia irresponsable e ignorante del propio marxismo!Lo que viene despues del 11 de septimebre hasta la transicion a la democracia es un proceso de modernizacion del Estado bajo la tutela de un regimen autoritario (O' Donnell) que llevo a Chile a un lugar de privilegio entre las naciones latinoamericanas. El problema de la distribuci˛n de la riqueza no es un problema esencial al modelo neoliberal economico, como se˝ala Rodriguez, sino un problema de cultura politica (Almond, Rawls), la que en definitiva debe crear las bases de una etica solidaria. El testimonio de Allende, como el de Guevara, es un testimonio individual y no ideologico, a diferencia de otros revolucionarios de cafe y academicos que jugaron a la revolucion, y otros-generalmente muy jovenes e idealistas- pagaron con sus vidas la decision de los lideres. El discurso de la sociedad chilena es el de la globalizaci˛n; los analistas del caso chileno, como el colega Rodriguez, parece que no se han enterado que el socialismo ya es un cadaver. Atentamente,

Patricio Carvajal
Profesor de Historia Moderna, Contemporanea y Ciencias Polýticas.
Universidad MarÝtima de Chile