Historia Inmediata


Chile


Estimado  Carlos y Colegas de HaD. Te solicito por medio del presente que publiques esta breve información sobre el proceso más importante de la seudo democracia chilena, luego de 16 años de gobiernos de la concertación, pero sometidos al imperio de una Constitución, leyes y legislación promulgadas por la dictadura de Pinochet. Asistimos hoy -y ello demuestra que la historia inmediata es posible- a una masiva protesta estudiantil de los secundarios en Chile, que ya tiene paralizada la educación media en todo el país. En efecto, son más de 500.000 estudiantes en estado de asamblea, cuya fuerza convocatoria y capacidad de  movilización no se veian desde la época del gobierno del presidente Allende. El orden impuesto por la dictadura, la represión de la disidencia, la banalidad y los lugares comunes de la cultura impuesta para inhibir todo tipo de cuestionamiento social al sistema impuesto por los empresarios y sus socios militares, queda en evidencia en toda su inequidad. A la movilización de los secundarios se suman hoy los profesores, los padres de los muchachos y otros referentes vinculados a la educación. Las palabras finales de Allende: "se abriran las grandes alamedas..." evocan la derrota del movimiento popular en septiembre de 1973, ahora revitalizado por un sector, cuya edad promedio es de 15 años, pero que han dado una lección de cultura cívica democrática que ningún político, ni de la concertación gobernante ni de la alianza opositora, habrían imaginado. Hay en el movimiento estudiantil chileno demandas de corto plazo: gratuidad de la PSU -prueba de ingreso a la Uni, gratuidad del pase escolar, aumento de becas alimentecias, mejoramiento de la infraestructura de los edificios, por cierto muchos de ellos en condiciones insalubres; pero también hay una demanda social más profunda, que afectaría, de satisfacerse, el núcleo mismo de la revolución empresarial de 1973: la estructura de inequidad sobre la que se funda hoy la sociedad chilena; la desigualdad del conocimiento, con una educación pública depreciada en favor de la educación privada, que es un lucrativo negocio. Modificar esta legislación implica alterar al fundamento del poder inaugurado por la dictadura de Pinochet en beneficio de las clases y grupos dueños del país, modelo por cierto extraordinariamente bien administrado por todos los gobiernos de la concertación. Te solicito, Carlos, que tengas a bien publicar este breve comentario, pues en la dinámica de los procesos sociales hoy en curso en América Latina, el mivimiento estudiantil secundario chileno sin duda trascenderá el marco espacial de chile y tendrá recepción a nivel continental, pues la juventud en el continente sufre la misma exclusión que hoy ya no es más tolerada por los secundarios chilenos. Sin el apoyo internacional, que provea una cobertura informativa para esta importantisima lucha por los derechos humanos de los miembros más vulnerables de la sociedad, el movimiento arriesga una represión, tema en el cual el Estado chileno, el gobienro y las policias son expertos. Por último, queda también en evidencia que las prioridades del Estado chileno van por aumentar el gasto militar: submarinos nuevos, F 16 nuevos, tanques Leopoard de la Otan, Fragatas inglesas y holandesas y, por último, el gran juguete para el estado mayor de la defensa nacional: un satélite...La verdad de todo esto es muy simple: el costo de un sólo submarino -¡450 millones de dólares!. permitiría solventar todo el proceso de la reforma educacional que el país requiere con urgencia en el ámbito de la educación pública.

Prof. Patricio Carvajal Aravena /
Director Ejecutivo Centro de Estudios Estratégicos de Valparaíso
www.ceev.cl
 

 


Volver