Historia Inmediata


Cuba


Estimados amigos Ibarra y Román:

Veo que las aguas vuelven al cauce, de a poco, es decir que van imponiéndose criterios historiográficos a los meramente subjetivos. Eso es algo que hay que destacar, pues en el último correo que leímos de Román.

Quiero tocar algunos puntos. Creo que la conexión a Internet --a tiempo completo y a domicilio-- sigue siendo un privilegio en América Latina. Es más, en algunos países, incluso el acceso a un ordenador propio es un verdadero lujo: muchos de los estudiantes de mi materia en la Universidad Mayor de San Andrés, aun presentan sus trabajos en forma manuscrita. Lo mismo sucede con la telefonía y otros adelantos.

Respecto de las referencias a controles que se ejercen desde las esferas de poder sobre la comunicación por correo electrónico y otras variantes, este tipo de mecanismos no es privativo de un país en particular, sino que es extensivo a la mayoría, incluyendo los países del G-8, y entre estos, desde el 11-S, el pueblo de los Estados Unidos.

Las oligarquías controlan nuestros países, sin duda alguna, y poco esfuerzo hacen (cuando están en función de gobierno o influyen en el mismo), para democratizar la redistribución del ingreso, por ejemplo; y, en aquellos donde los gobiernos han dado dramáticos virajes a la izquierda del poder (por decirlo de alguna manera), para tratar de salvar los dramáticos abismos sociales, económicos, etc., que se han abierto, los grupos de poder todavía se resisten (y lo seguirán haciendo) a perder el control total, y muchas veces utilizando el poder económico y político que detentan, conspiran contra los gobiernos constituidos, a pesar que fueron elegidos democráticamente (con voto popular, pues), empleando para ello métodos nada democráticos , rayanos en la pura sedición. Eso lo estamos experimentando a diario, al menos en varios países (el suyo, Román, y el mío), lamentablemente.

Detrás de todo quedan las preguntas sobre democracia y otros aspectos relacionados. En mi criterio creo la democracia se construye día a día y que esta experiencia política, no se atiene a un concepto único, o que la mera etimología resuelve el problema; sino más bien todo lo contrario, pues al ser la democracia expresión de una praxis específica, es hechura de un pueblo que la construye con su propia impronta. Es pues un concepto y praxis dialécticos.

En otras palabras, lo que pareciera a simple vista democrático puede no serlo, y viceversa.

Sólo cierto tipo de regímenes de gobierno han tratado, históricamente, de garantizar, por ejemplo, el acceso a la salud y educación para la totalidad de los habitantes y estantes de un territorio. Y, paradójicamente, siguiendo con este ejemplo, en ojos de Román, los gobiernos que impulsan estos derechos sociales , son dictadores; en el otro extremo, muchos gobiernos que no garantizan el acceso pleno a la salud o educación, son calificados por nuestro colega como democráticos .

Así que, amigo Román, creo que tendremos que trabajar colectivamente para tratar de enunciar un concepto de democracia, de valor universal.

Atentamente,

Luis Oporto Ordóñez
Biblioteca y Archivo Histórico del Congreso Bolivia
(Bolivia)

Volver