Historia Inmediata


Cuba

 
La tinta del calamar
 
Sería "la mejor comedia del año", para "morirse de la risa", o quizás, un "record Guiness del ridículo", el show político protagonizado por los "honestos intelectuales y artistas" que se "han atrincherado" en contra de Fidel Castro y Cuba, y se regalan a los "halcones políticos" de los E.U.A. y otros lugares, que intentan imponer a sangre y fuego la "democracia" planetaria.  (Para lo cual  utilizan, contradictoriamente, medios nazi-fascistas y lenguaje pseudo religioso.)

Algunos pocos connotados ex amigos de la Isla grande descubren de pronto, sorprendidos y "horrorizados", las manchas del Sol. Escriben, o declaran, bondadosamente conmovidos, contra la sanción de la pena de muerte aplicada a tres terroristas cubanos, que amenazaron directa e indirectamente la vida  y la seguridad de cientos y miles de cubanos, que diariamente utilizan los transportes secuestrados.

Así, casi de paso, oportunamente, ellos ponen el parche antes de que salga el descosido; y utilizando la tinta del calamar, pretenden escurrirse del mundo en que vivimos, omiten aclaraciones y confunden conciencias. A los yankis les hacen el  inapreciable favor de transformar en invisibles los cruentos hechos, ya históricos,  del holocausto primaveral en Irak. Además de otros menos "gloriosos" espectáculos de fuegos artificiales, como la intervención de James Cason en la política interna de Cuba, o la neutralización y falta de éxito absoluto de las presiones norteamericanas en la Comisión de Derechos Humanos.

Aquella guerra neocolonialista, iniciada precisamente al arribar la Semana santa de 2003, y muy a pesar de las declaraciones y ruegos del Papa católico y de los acuerdos y advertencias de la conciencia internacional en la Organización de Naciones Unidas, es,  junto a la padecida anteriormente por Afganistan, la acción bélica de la historia reciente que ha sido más prontamente "olvidada"; a la velocidad requerida por la estética post modernista "pasó de moda". ¡Otro hecho que podría ser candidato a los record Guiness!

En su lugar,  los negociantes de los sucesos "emocionantes" aprovechan las declaraciones de las "estrellas", que hallan al culpable de los delitos contra los derechos humanos en Cuba Socialista,  En este caso es importante el apellido Socialista, pues de no serlo, Cuba a secas se integraría (casi se invoca una consecuencia histórico lógica) al vocerío de los lacayos de los yankis para denostar contra los enemigos de la intocable Cultura occidental. Así lo desean ardientemente los burgueses imperialistas y el funcionario (servant) del Departamento de Estado Collin Powell.

La historia de Cuba es breve, aunque es ejemplo de firmeza y decisión propias.

No en balde la Constitución de la República, reformada en 1992, contiene artículos paradigmáticos, dignos de un nuevo estilo futurista en las Ciencias Jurídicas, y que sin dudas asombrarían a esos mismos políticos, intelectuales y artistas post modernos. Para que se ilustren a tiempo, y se prevengan de otro "pasmo intelectual",  les cito un ejemplo:

Artículo 3. En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de las asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan, en la forma y según las normas fijadas por la Constitución y las leyes.

Todos los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución. (Constitución de la República de Cuba, Editora Política, La Habana, 1992, p. 4)

La vida nos da lecciones inolvidables,  y también los refranes populares, como aquel que nos advierte: "Cuídame Dios de mis amigos, que de mis enemigos me cuido yo."

Lohania Aruca
Investigadora histórica y escritora,  miembro de la Sección de Historia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.
La Habana, 29 de Abril de 2003