Historia Inmediata


Cuba


Estimados Colegas de HAD

Desearía transmitir mis reflexiones sobre algunas preguntas que el colega madrileño Luis Miguel Garcia le hace a la profesora Irma Antognazzi. En primer lugar quisiera aclararle que en Cuba ya van por decenas los documentales y peliculas de ficción que expresan agudas criticas sociales y en eso nuestros cineastas están a la vanguardia si lo comparamos con otros medios de divulgación.Pero no solo han sido premiados por el ICAIC(Instituto de Cine Cubano) sino que también han recibido lauros internacionales,la película "Fresa y Chocolate" gano el Goya en España y fue nominada nada menos que al Oscar.Precisamente es "Fresa y Chocolate" un film de critica social, además de otros muchos como "Guantanamera" , "Lista de Espera", "Miel para Ochún", "La vida es silbar" y "Entre ciclones", tan solo para mencionar los más recientes.

Esa vocación de critica social de los directores de cine cubano viene desde los años 50 cuando en plena dictadura batistiana se filmaron documentales como "Cienága" que denunciaba las penurias del campesinado cubano, por cierto una realidad ya superada por las transformaciones revolucionarias llevadas a efecto en nuestro pais. En casi 60 años de pluripartidismo durante la República Neocolonial(1902-1958) no se pudieron vencer esas abismales diferencias sociales, mismas que forman parte del panorama cotidiano de la América Latina. Con esto no estoy haciendo una confesión de fe contra el pluripartidismo ni mucho menos,cada país es libre de mantener el sistema de partidos más apropiado a sus intereses, pero lo lamentable es que quienes tienen el "tejado de vidrio" en materia de desarrollo social se centren en descalificar a Cuba tan solo porque existe un solo partido politico .Creo que dentro de los parametros donde se mida la democracia de que disfrutan los ciudadanos deberian estar los resultados de la politica practica y no el número de partidos politicos. El hecho de que no existan varios partidos políticos no significa que en Cuba no se haga crítica social, y no solo son los cineastas quienes la ejercen. Aqui se hace critica en todas partes,desde el interior de los hogares hasta las asambleas de todas las organizaciones sociales constituidas y eso es también democracia. Por cierto algunas de estas criticas se hacen en presencia del propio Fidel Castro.

Pero ni aún así nuestros cineastas se dan por satisfechos y mantienen un incesante espiritu de superación,le voy a citar unas palabras del critico de cine cubano Juan Antonio Garcia publicada recientemente "Habla muy mal de nuestra autoestima,el hecho de que estemos siempre más prestos a escuchar alabanzas que señalamientos.Un exceso de lisonjas puede ser tan perjudicial como una descalificación inoportuna.(....). Lo menos que necesita hoy el cine cubano son grandes críticos o historiadores,en realidad, lo que reclama y pide a gritos el cine cubano son pensadores".

Nuestros cineastas están abiertos a la critica seria, pero lo que no se puede decir es que hayan sido ajenos a su entorno social. Inclusive,antes del periodo especial,contabamos con un noticiero ICAIC quincenal dirigido por Santiago Alvarez que era un documental donde se hacian criticas permanentes a burocratismos de empresas y funcionarios.

Por lo demás creo que la comparación que le exigue Luis M. Garcia a Irma Antognazzi está completamente fuera de lugar. El colega madrileño,como historiador, deberá concordar que cada acontecimiento histórico es único en si mismo. No vale la pena hacer conjeturas sobre una situación hipotetica en que un cineasta cubano estuviera en la misma situación del documentalista norteamericano Moore y que en lugar de hacerle críticas a Bush le hiciera críticas a Fidel Castro. Es un poco torpe ese recurso,pero bastaría intentar iniciarlo para darnos cuenta de que es imposible por una razón básica Fidel Castro no llevó una guerra criminal a Irak. Aunque por supuesto lamentamos que el colega Garcia haya quedado afónico de tanto gritar contra esa contienda.

Garcia también nos hace la declaración de que Fidel Castro es un dictador ,y como suele suceder en estos casos,quienes lo dicen no se refieren a hechos ni a circunstancias que son propias e irrepetibles en nuestro país, les basta medirlo todo desde el rasero de los modelos de la democracia representativa occidental. Pero lleva Fidel Castro tantos años en el poder porque cuenta con el consenso de su pueblo sino hace rato no estuviera ejerciendo como Presidente . Los régimenes dictatoriales latinoamericanos como los de Pinochet,Trujillo,Batista,Somoza,Pérez Jiménez,la Junta Militar argentina (entre otros) jamás lograron el grado de movilización ciudadana que ha logrado la Revolución cubana ni tuvieron que sufrir el acoso de la mayor potencia de la historia,los Estados Unidos.Antes bien recibieron el apoyo incondicional de Washington.

Jorge R. Ibarra Guitart
UNEAC, Cuba.