Historia Inmediata


España Plural


Respetados  Foristas,
Sr. Dr. Xavier Diez
Centre de Documentació Històrico-Social de Barcelona.
 
Siempre es gratificante encontrar en esta vida a gente, que desde su atalaya de grandes intelectuales, y en este caso historiadores, expiden certificados ,y adjudican calificativos; y pueden, desde sus privilegiadas mentes etiquetar las ideas ajenas de "burda propaganda política" (e incluso teológica). Es más, ante esta definición, me pliego, no me queda más remedio que doblar la cerviz, ¡¡¡me ha pillado!!!, ¡¡¡se me ha visto el plumero!!!!. Pero antes quisiera preguntarme, ¿se ha leído lo que yo he escrito?, o ha querido leer algo, que por supuesto yo no he escrito, pero que el Sr. Diez cree que he redactado;  he ahí mi dilema, que no es pequeño.

Y es gratificante, me reitero, por que uno se da cuenta de su pequeñez intelectual, ante gigantes del conocimiento, que argumentan y basan sus explicaciones en sesudos estudios basados en el metaanálisis, o en otros modernos métodos científicos, a los cuales la Historia, gracias a Dios parece que se está enganchando..

El que estas líneas firma, parece ser un hooligan (¿anglicismo debidamente utilizado?, no sería mejor aficionado, o si ud. me apura, fanático) patriotero, ha escrito lo siguiente:

"concepto que se me escapa, ¿Contencioso?, ¿como una parte puede estar enfrentada al todo?, no hay, no ha existido un contencioso entre España y Cataluña, por que Cataluña es España; es como si el estómago tuviera problemas con todo el cuerpo humano, es imposible, realmente imposible.".

Vamos por partes  ante las afirmaciones emitidas por el Sr. Díaz en su mensaje: escribe, por cierto sin ningún rubor ni recato, "Negar, sin más, pontificando, sin ofrecer un mínimo dato, el contencioso entre Cataluña y España,". ¿Quien pontifica?, ¿he escrito yo que esto sea una verdad absoluta?, por favor señor mío, lea lo que yo he escrito, lo único que planteo es que una parte no se puede enfrentar al todo, por que esa parte está dentro del "Todo" (como idea, como concepto mental). Ud. podrá o no estar de acuerdo, puede considerar a Cataluña aparte de España, y no integrada en su concepto histórico, es más, podrá incluso considerarla la Antiespaña, perfecto, ud. tiene esa idea, o la que fuese, y la idea que tengo yo, es que Cataluña (parte) es España (todo), sin Cataluña no se entiende España como concepto histórico. Por tanto, si hay "contencioso", será con el gobierno de España, con sus leyes, con la Administración del Estado, etc., pero con España, para este que firma,

 no existe el denominado "contencioso".

Afirma que no aporto ningún dato, es verdad, por supuesto, pero es que el mensaje no era para aportar datos o referencias, simplemente, era para expresar una duda, más que razonable por otro lado, sobre unas afirmaciones expresadas. De todos modos, ud. tampoco ofrece datos en la otra dirección, por tanto, estamos a la par (¿se expresa así?).

 Luego escribe: "dar por sobreentendido que España es un sujeto histórico (se me iba a escapar un destino en lo universal) esencial, inmutable y fruto casi de la voluntad divina, proclamar acríticamente la indisolubilidad de España, aparte de ser poco serio, manifiesta abiertamente una ausencia (¿voluntaria?) de análisis riguroso.". ¿Donde he escrito yo todo eso?, ¿como puede afirmar gratuitamente que yo he firmado esas aseveraciones?, ¿donde, por favor, donde he puesto yo "fruto casi de la voluntad divina"?. Hombre, una persona de su talla intelectual y académica no puede escribir estas cosas, ¡¡¡por favor!!!!. ¿He proclamado yo, acríticamente, la indisolubilidad de España?, ¿ha argumentado ud en dirección contraria?, me parece que está pecando de lo que me acusa, o por lo menos me da a mi la impresión, por supuesto, modesta impresión.¿Por que es poco serio defender la indisolubilidad de España?, ¿que argumentos, ideas, datos, hechos aporta ud.?, y sigue con "manifiesta abiertamente una ausencia (¿voluntaria?) de análisis riguroso", ¿solo es riguroso analizar la divisibilidad de España?, ¿solo es riguroso o científico, según prefiera ud. estudiar su punto de vista?, punto de vista  que no refrenda ni argumenta.

Sigue de esta manera:" ...Si se pretende discutir en este forum sobre el enunciado "España Plural", debemos utilizar argumentos, no sentencias, ni siquiera deseos secretos.". Eso sí, después de afirmar (¿pontificar?), sobre la importancia en la edad contemporánea de los nacionalismos (que califica sólo de tres formas. irredento, centrífugo o negacionista (se referirá a negador, un fallo lo tiene cualquiera, sobre todo a su nivel) de la alteridad, ¿no hay integrador, pregunto yo?);  y luego nos da una serie de autores de su biblioteca, de nunca negado prestigio, situándome a continuación en una tertulia de pocas luces y muchos gritos, donde debemos estar los que hacemos, según el Sr Diez, análisis poco rigurosos, quedando, parecer ser, el y los elegidos, para la gloria, a un nivel donde los pobres mortales no podemos llegar, y refrenar nuestros ¿deseos secretos?, para que la élite intelectual nos ilumine y nos guíe en nuestra soberana ignorancia; bien es verdad, que este que está en una tertulia de pocas luces, está esperando sus argumentos con avidez, con deseo irrefrenable, para corregir mi toricero intelecto, y seguir la ortodoxia de los maestros en historia.

Bueno, por fin da un argumento, ¡¡¡que alegría!!!, leamos con respeto, casi veneración:"... la comparación organicista que realiza entre el todo y las partes es muy propio del discurso histórico diseñado por el poder durante el siglo XIX para construir artificialmente la nación en la mentalidad colectiva, y así legitimarse ante una sociedad absolutamente diversa y contradictoria.". El poder, construye artificialmente una nación, para el Sr Díez, antes no existía una nación, ¿el porque de esta afirmación se nos escapa?, seguramente no está al alcance de todos. Luego afirma que en el siglo XIX hay una sociedad diversa y contradictoria, ¿sociedad contradictoria?, ¿por que', ¿con que apoya este argumento?, lo mismo, debe estar al alcance de los elegidos.

Para acabar, afirma con la contundencia de los maestros, de los expertos, de los sabios, de los notables esto: "No hay nada tan efímero y fungible como las naciones, los estados y las fronteras (eso precisamente lo demuestra la historia, no la agenda política de algún partido ni el hooliganismo patriotero). Bueno, ya podemos respirar tranquilos, acabamos de ver la luz de la verdad, la historia nos demuestra eso que afirma el Sr. Diez, y que nadie ha discutido, pero con su firma, hemos llegado a puerto felizmente, no sabemos como lo demuestra, pero estamos en el refugio de montaña, alejados de los papanatas incultos de partido, de los fanáticos negadores (¿negacionistas?) de la alteridad, por fin hemos visto el camino, y por el debemos transitar  como humildes ignorantes, prestos a observar los gestos de sabiduría de la elite intelectual.

Lo dicho, es gratificante, y me sigue alegrando sobremanera su mensaje, sólo le pediría, que me remitiera los argumentos, no expresados por ud., que busco y no encuentro, y que su ausencia se debe, sin duda, que algún duende del ordenador le ha jugado una mala pasada, comprensible por otro lado, y siempre disculpable.

Juan Muñoz-Mingarro Martinez

ANAES

 

Volver al menú