Historia Inmediata


Masacre de Madrid

 
SOBRE LOS ATENTADOS EN MADRID

En primera instancia hay que rechazar, con toda la contundencia que la hora exige, los atentados cometidos contra ciudadanos indefensos. Ninguna causa podrá justificar jamás el asesinato de civiles que no tienen responsabilidad alguna en los actos que puedan haber cometido los gobernantes o autoridades en cualquier lugar del mundo.

Según la información que tenemos, los atentados se realizaron en una zona de Madrid en la cual habitan fundamentalmente trabajadores, incluida numerosa población extranjera. Es absurdo pensar que este sector de la población tenga responsabilidad alguna en actos de gobierno. Probablemente, muchos de los fallecidos y de los heridos habían sido críticos de las políticas asumidas por el gobierno español en Irak.

Si los autores del atentado son islámicos, pensamos que han perdido totalmente la brújula de la lucha que supuestamente libran contra el llamado mundo occidental (del cual no me considero parte, como ciudadano que soy de la América mestiza de la que habló José Martí). Las clases sociales siguen existiendo, aunque los fundamentalistas islámicos crean, en su paranoia, que el mundo sólo se divide en creyentes y no creyentes en Alá.

Si los autores del atentado son del movimiento separatista ETA, la acusación sigue siendo la misma. La clase obrera española no tiene porqué pagar las culpas de quienes dirigen al Estado. Aquí en Venezuela, en donde se han planteado recientemente supuestos planes separatistas, como en el Estado Zulia, esta salvajada cometida en Madrid es un alerta para los trasnochados de la oposición que proponen el separatismo como una estrategia más para enfrentar al gobierno de Chávez. La barbarie de la ETA (aunque sean o no responsables del atentado) indica el camino espinoso que podemos recorrer si la oposición venezolana insiste en la vía separatista.

Pero al criminal se le puede descubrir analizando a quién o quiénes favorece el crimen. Es evidente que los atentados generan un desconcierto general, un aumento del fanatismo en algunos sectores conservadores, generan un proceso en el cual probablemente se verán restringidas numerosas libertades democráticas, incluyendo la restricción al ingreso de extranjeros a Europa. También se fortalecen quienes desarrollan toda una campaña internacional contra el terrorismo, es decir, Bush y Aznar, entre otros. Por ello, es mejor esperar las investigaciones, y desear que realmente se esclarezca la autoría de los atentados.

Roberto López Sánchez (Historiador. Profesor de La Universidad del Zulia)

[Nota editorial: Mensaje redactado el día 12, antes de que se confirmasen las pistas que llevan al islamismo fundamentalista como autor de la matanza de Atocha]