Historia Inmediata


Memoria


Para Federico Martínez Roda,(Unioversidad Cardenal Herrera de Valencia). Me sorprende mucho que aún hoy haya profesores universitarios digan cosas como las que acabo de leer en su comunicación a este debate. Toda profesión es un compromiso, incluÍda la del historiador; en este caso el compromiso de reconstruir lo mas fielmente posible las cosas del pasado. En este sentido, tambien es evidente, como se ve por el propio escrito del señor Martínez Roda, que la ideología proporciona un determinado enfoque a la hora de afrontar un determinado estudio. El problema es que la ideología no debe determinar ni influir en la elección de fuentes que deformen o determinen el resultado final del trabajo, ni las concluisones favorezcan a unos grupos en detrimento de otros. Por lo tanto hablar de compromiso, para mi, significa intentar decubir la verdad a pesar de las manipulaciones de los poderosos o de los vencedores, a favor - sólo en el sentido de alcanzar la verdad posible - de aquellos que no pudieron influir en la narracón de los hechos.

Para que queremos unha historÍa de la Edad Media en la que sólo hablemos de batallas, reyes, caballeros y monjes, como, por otra parte, se contÓn - se nos contó - la Historia. El compromiso está presente en "Annales" y, a pesar del desconcierto de las Últimas décadas, ese compromiso sigue vivo.

Dice, por otra parte el señor Martínez que la memoria es subjetiva e individual; Y dice bien el señor MartÍnez, pero se olvida de la memoria colectiva, fundamental en la génesis de muchos movimientos sociales y, se olvida también de que, si no fuera por la memoria, aún estaríamos en la Edad de Piedra. A mi modo de entender, lo que nunca se puede hacer es pedir a los otros algo que estamos haciendo nosotros mismos desde otra perspectiva.

J.Francisco Correa, Profesor de secundaria y doctor en historia medieval. A Coruña. España