Historia Inmediata


Memoria

 

En algún lugar de España, Vicente Riva Palacio, embajador mexicano en lavilla y corte de 1886 a 1896, halló la siguiente inscripción anónima:
 
La vida de los pasados
reprehende a los presentes.
Ya tales somos tornados
que mentar los enterrados
es ultraje a los vivientes.
Porque la fama del bueno
lastima por donde vuela,
al bueno con la espuela,
y al perverso con el freno.
 
Saludos desde la Ciudad de México,
 
Dr. José Ortiz Monasterio
Instituto Mora
México DF