Historia Inmediata


Memoria

 
 

 

Hola a tod@s
 
Que aún haya quienes defiendan a los golpistas, terroristas y genocidas del 18 de Julio de 1936, y al régimen  totalitario que impusieron durante décadas, no sólo obedece al elercicio del libre albedrío humano, sino también a las mismas características de la transición democrática en España.
 
Aún recuerdo con espanto la reacción de la prensa española cuando el Gobierno de Raúl Alfonsín decretó la Ley de Punto Final. Sus críticas a la nueva democracia argentina me parecieron incomprensibles. La monarquía parlamentaria del 78 no había intentado siquiera sentar en el banquillo a una sola persona por su participación en el régimen franquista. Multitud de crímenes, como los cometidos en Marzo de 1976 en Vitoria, han quedado totalmente impunes. Sus autores y responsables políticos no han tenido que dar una sola explicación por ellos. Lejos de eso, algunos continúan ocupando destacados puestos políticos del aparato del Estado.
 
Lo peor del caso no es que no se persiguiera judicialmente a las personas, lo que formó parte -comprensible- de la reconciliación implícita en el proceso de transición política española. Es que tampoco se produjo una condena política explícita de la dictadura (¡¡hasta noviembre de 2002!!). Ni, lo que es fundamental, la reprobación moral del régimen y de quienes lo sostuvieron y/o se beneficiaron directamente de él. La aceptación de la condiciones impuestas por el franquismo a la democracia permite que, hoy, sus supervivientes y sus herederos políticos (muchas veces hijos y sobrinos de altos responsables franquistas) paseen ufanos su inmoralidad por todo el país.
Y explica, también, que todavía haya quienes teman señalar dónde hay fosas con republicanos y republicanas asesinados por la represión fascista.
 
Así se produjo esta serie de historia de España y otras inmoralidades. Como la entrada en la guerra de Irak o la justificación de las víctimas civiles irakíes con que "en Estados Unidos muere más gente al año en accidentes de tráfico". Y la actuación en el caso del Prestige. Y la insistencia en responsabilizar a las autoridades turcas del desastre en la identificación de los cadáveres del Yak-42. Y la actitud del Gobierno los días 11, 12 y 13 de Marzo de 2004. Y las risitas en las sesiones de la Comisión del 11-M. En España la inmoralidad neoliberal es la misma que la inmoralidad franquista.
 
Pero así también España fue el estado europeo que envió al representante de menor jerarquía a los actos conmemorativos de la liberación de Auschwitz de este año, aunque Zapatero haya viajado después hasta Mauthausen. Y en España aún viven a cuerpo de rey altos jerarcas nazis protegidos por el franquismo, aunque hace 27 años que está vigente la Constitución democrática.
 
¿Cuántos compromisos de la Dictadura asumió la Democracia? ¿Cuánta inmoralidad hemos heredado?
  
Cordiales saludos,
 
Domingo Marrero Urbín
Profesor de Enseñanza Secundaria,
IES Jinámar III, Gran Canaria



Volver