Historia Inmediata


Revuelta árabe


En el proceso que se está abriendo en el mundo árabe y que, de momento, todavía no está claro a dónde va a conducir, creo que las cuestiones más determinantes son las siguientes, sin excluir, por supuesto, otras, como la ya comentada lucha de clases: En primer lugar, el hecho de que, en general, el deseo de libertad es algo común a todas las personas del mundo, independientemente de su extracción social o su confesión religiosa. Y esto es algo que se está viendo claramente en los casos que nos ocupan, en los que han participado personas de muy diversa condición social y religiosa.

En segundo lugar, el papel de la tan denostada globalización, materializada en este caso en el peso que están teniendo las redes sociales y, en general, los nuevos medios de comunicación (claramente globalizadores, como es internet) en el estallido, la organización y la difusión de las protestas. En este caso, los medios de comunicación han servido para que los habitantes de esos países fueran conscientes de la diferencia tan grande que hay entre su situación y la de las personas que ven a través de unos medios controlados normalmente desde los países occidentales.
 
Y por último, el contexto histórico. Igual que el proceso de democratización de las antiguas repúblicas comunistas de Europa Central y Oriental siguió a la caída de la Unión Soviética y a la descomposición de su aparato de control, estas protestas se enmarcan en un contexto de crisis económica que ha acentuado las desigualdades en esos países, espoleando las ansias de libertad de sus habitantes.
 
Todavía es pronto para saber cuál va a ser el alcance real de estos movimientos, pero parece bastante claro que nos están anunciando una nueva etapa en la Historia no sólo del mundo árabe sino de toda la Humanidad.
 
Pablo Folgueira Lombardero
Revista Tiempo y Sociedad (Gijón, Asturias)

 


 

Volver