Historia Inmediata


Ataque a EE.UU


Atentados poéticos sí, cómo no.

Pero la fecha elegida del 11-S me parece la más inadecuada. ¿Poemas y libros para resarcir a los yankis de su primer y único atentado? ¿O peor para enseñar a los islámicos del mundo lo civilizados que somos los no islámicos? ¿O para dejar claro que sólo el "terrorismo" se merece una reacción de la cultura? Aunque sangrante, el "terrorismo" (nombre interesado que sustituye a anteriores mucho más nobles como "guerrilla" o "resistencia") siempre es una reacción a un terrorismo de Estado o económico mucho mayor. Ninguna ofensiva terrorista (quizá la absurda ETA sea la excepción mundial) aparece por sí misma, sino contra una larga situación de opresión o represión anterior.

Además, toda esta mitologización oscurece progresivamente otro 11-S mucho más terrible (en sus cínicos motivos y en su coste humano), el del Chile de Allende, y que -amarga e irónica coincidencia- fue urdido, propiciado y mantenido por Estados Unidos, ahora tan dispuestos a su lucha contra "su" terrorismo, es decir contra los países que osan desobedecerle o simplemente tener petróleo...

Que se elija otra fecha y otro nombre (hasta el término elegido, "atentado", es un despropósito), y entonces adelante con la idea. Pero creo que los poetas y los voluntariosos no deberían seguir esta sospechosa propuesta. Su propia difusión dice mucho del origen de la cadena; aunque da igual si es espontánea los poetas deben alejarse de terroristas y contraterroristas, pues nuestra guerra es precisamente contra ellos.

En Barcelona el día de San Jorge todo el mundo se regala una rosa y un libro. Ahí es nada...

Salud

Juan M. Blanco Pasamontes -
Patrimonio Nacional - Madrid