Grupo Manifiesto Historia a Debate


 Opiniomes

 

Estimados colegas de HaD y todos,

Creo que permanece mucha confusión sobre las relaciones entre la ciencia y la ideología, las ciencias sociales y la historia y la ideología. Sin duda podemos pensar que ideología puede ser un conjunto más o menos organizado de ideas y es esto también. Pero lo más importante es caracterizar su función. Ahí, en este momento, el concepto de ideología cambia según el lugar que visualizamos para ella en la puesta en marcha de la totalidad historia. Y podemos pensar también en múltiplas ideologías (la religiosa, la jurídica, la política, etc.). Sin embargo, si esto ayuda a caracterizar sus funciones, poco esclarece sobre suya materialidade histórica. Cuando hablamos en una totalidad histórico-social, pensamos en una totalidad estructurada, pero no de modo tan rígido a la punto de no permitir variaciones y mismo acasos. En una determinada sociedad históricamente determinada, las ideologías todas ellas se subordinan más o menos a la ideología dominante según el concepto de Marx y no de Mannheim. En Marx la ideología dominante visa asegurar la reproducción de las condiciones generales de la existencia, pero, sobre todo, las condiciones generales de la explotación de una clase sobre las otras enmascarando esas mismas condiciones de explotación.

Todavia, esta explicación no es suficiente para Marx - y en esto él realizó una descubierta importante para la investigación histórico-social: la función de las ideologías no es sólo enmascarar las condiciones de la puesta en marcha de las sociedades, y, por lo tanto, la explotación. Su función mayor es invertir las relaciones de causa y efecto entre los fenómenos sociales, como ocurre de modo fundamental y lapidar en el modo de producción capitalista, con respecto al origen de la riqueza capitalista. Para el conjunto de la sociedad, y en primero lugar, para suyas clases dominantes, la riqueza capitalista es oriunda de la capacidad del capitalista en comprar barato y vender más caro y en su capacidad de dirigir racionalmente suyos emprendimentos como sustentó muy bien Max Weber, escamoteando sencillamente el fenómeno fundamental de la explotación de la plusvalía.

La concepción de las clases dominantes cola de modo brutal con la concepción fetichista y ilusionista que cree ser posible producir más dinero a partir de un dinero inicial, sin querer comprender (percibir, como en el Ensayo sobre la Ceguera de Saramago) que lo aludido mecanismo hace como máximo transferir una riqueza pre-existente (aunque bajo formas diferenciadas), fenómeno hoy que constituye el núcleo duro de la puesta en marcha del capitalismo para la acumulación de capitales y que explica la puesta en marcha fundamental del capitalismo mundializado en el proceso de recesión cada vez más amplia, tendiendo para el estancamiento en sectores cada vez más amplios. Marx a ilustrado a través de la idea de que de las relaciones de producciones capitalistas están en contradicción con la fuerzas productivas que se encuentran en su interior y es lo que ayuda a explicar el decrecimiento del lucro el los sectores productivos hoy mismo. La ideología no puede explicar esto, como es el caso de la ideología neoliberales, que pretende justificar su ser en los fenómenos.

Jorge Nóvoa
Universidade Federal da Bahia
Editor da Revista O Olho da História www.oolhodahistoria.org
Coordenador da Oficina Cinema-História
Currículo: http://lattes.cnpq.br/5518432165910556

 

 

Volver