Grupo Manifiesto Historia a Debate


 Opiniomes

 
Carlos,

 Acabo de hacer una primera lectura de este manifiesto. Aún cuando necesitaría realizar un análisis más detenido, acuerdo en sus términos generales. Expreso algunas inquietudes:

a) La dicotomía entre sujeto y objeto es irresoluble en términos formales. En la elaboración de un trabajo, en general, la preponderancia pasa al sujeto o al objeto no por decisión del historiador sino por imposición de lo real. b) Creo que los autores del manifiesto asimilan historia total a historia global o a la interrelación de esferas, criterio que deriva de Voltaire (y siguió gran parte de la historiografía de los sesenta-setenta). Hay otro concepto de totalidad, el que expone Hegel (en la Fenomenología) y fue tomado por filósofos marxistas centro-europeos, que se refiere a la más pura esencia, desde la cual se contempla y se comprende la totalidad. Es un concepto muy rico que permite pensar en algo así como una teoría del campo unificado, para decirlo en la sintáxis del último proyecto científico de Einstein. c) Acuerdo con que internet debe ser un nuevo camino de comunicación, como el que ahora ejercemos entre nosotros. Pero también la invasión masiva de mensajes diversos no produce diálogo sino griterío, ensordece. d) No se tiene en cuenta en el manifiesto una condición básica del campo (para decirlo como Bourdieu) : las luchas, los enfrentamientos y la posible conversión del campo en aparato a partir de conductas patológicas de autoritarismo. Esto constituyó una determinación de la historiografía española y argentina durante cuarenta años. En mi país la democratización todavía no terminó. Cada tanto reaparece algún siniestro personaje del pasado de persecusión actuando en organismos de dirección científica ( el CONICET), como la medievalista Nilda Guglielmi. e) Lo que me resulta más atractivo de este manifiesto son sus actores: una periferia ibero-americana antiglobalización. Es decir que me parece más significativa la reunión en sí de voluntades que hacen historia fuera de los grandes centros hegemónicos (y creo que es un mérito tuyo) que los términos del manifiesto o que el mismo manifiesto independientemente de sus conceptos (la renovación de la historia sólo se logra haciéndola).

Con un abrazo,
 
Carlos Astarita
Instituto de Historia  Antigua y Medieval
Universidad de Buenos Aires
Argentina