Grupo Manifiesto Historia a Debate


 Opiniomes

 
HISTORIA INMEDIATA

Miguel Beas
Universidad de Granada

(Contribución a la reunión de la Sociedad Española de Historia de la Educación, diciembre 2001)

 La historia, como Ciencia Social y como parte de las Humanidades, la entendemos como un compromiso con el presente. “El nuevo compromiso que preconizamos es diverso, crítico y con anhelos de futuro. El historiador y la historiadora han de combatir, desde la verdad que conocemos, aquellos mitos que manipulan la historia y fomentan el racismo, la intolerancia y la explotación de clase, género, etnia. Resistiendo, desde el conocimiento del pasado, los futuros indeseables. Cooperando, y rivalizando, con otros científicos sociales y humanistas, en la construcción de mundos históricamente mejores, como profesionales de la historia, pero también como ciudadanos.” (“Manifiesto de Historia a Debate”, www.h-debate.com). Por otro lado, uno de los objetivos básicos de las distintas materias relacionadas con la Historia de la Educación es facilitar el desarrollo de una autonomía crítica.

 Nuestro entusiasmo por la renovación histórica y por el desarrollo de una historia más próxima a los debates y problemáticas educativas actuales, nos impulsan a desarrollar una historia de los problemas presente más relevantes que aparecen en los medios de comunicación.

Junto con la historia de los grandes marcos conceptuales, de las corrientes pedagógicas y de las decisiones políticas plasmadas en las normativas, vemos necesario abordar los diferentes ámbitos educativos desarrollados en la práctica, superpuestos e interrelacionados: local, autonómico, nacional,
continental y global.

Más que un aprendizaje memorístico de la historia escrita por grandes figuras del pensamiento, que se diluye con facilidad pasado un corto período de tiempo, defendemos una actitud constructiva capaz de participar activamente en la construcción histórica personal.

Todas estas premisas contribuyen a que apostemos por la incorporación en el aula del análisis y evolución de la historia inmediata, sin caer en el presentismo histórico. “El compromiso historiográfico consciente nos hace libres frente a terceros, rompe el aislamiento personal, corporativo y local, favorece el
reconocimiento público y la utilidad científica y social de nuestro trabajo profesional.” (“Manifiesto de Historia a Debate”, www.h-debate.com)

Otra de las posibilidades que propicia la incorporación de la historia inmediata es que acoge el debate y la puesta en común de las distintas consideraciones del alumnado y del profesorado de manera que aflore un
conjunto plural de valores y de creencias. Temas actuales extraídos de la prensa o artículos de revistas:

a. Debate sobre los profesores de religión, el adoctrinamiento, educación religiosa, etc. un artículo del jesuita José María Castillo (teólogo), distintas opiniones sobre el caso: interesados, partidos políticos, Iglesia,...

b. El debate en torno a la LOU.

c. El artículo de Manuel de Puelles en el catálogo de La educación en España en el siglo XX (me permitió leerlo y comentarlo explicando ciertos términos, conceptos, corrientes etc. que les eran desconocidos),

d.  Seguimiento de los suplementos semanales de educación, dejando en la carpeta de la asignatura que hay en la fotocopiadora de la Facultad, los artículos que se van a comentar etc.

e. Recortes de prensa sobre el inicio del curso escolar: costes de los libros y materiales curriculares,... Debate parlamentario sobre la gratuidad de los libros de texto.

f. Diferentes debates parlamentarios relacionados con la educación: perspectiva histórica.

g. Reforma de las humanidades: “agua de borrajas”.

h. Exposición de cerámica granadina, había bacines. Me sirvió para referirme al estado de las escuelas hasta hace bien poco. En la provincia de Granada había en 1983, 38 escuelas sin agua corriente... etc.