Grupo Manifiesto Historia a Debate


 Opiniomes

 
Prof. Carlos Barros

Hola!

Ud. me pregunta si he leído el Manifiesto de HaD. Sí lo he leído y también otros materiales disponibles en vuestro sitio.

Comparto el Manifiesto en lo general y lo sigo estudiando en sus aspectos particulares.

Si hace dos años me hubiesen dicho que iba a encontrarme con un foro de historia como el que Ud. conduce y modera, hubiera contestado que era imposible. Me alegro que lo imposible se haya transformado en real.

Lo que sigue es una primera aproximación personal y desde el sur del planeta.

Se necesita ya un nuevo paradigma historiográfico que englobe los aportes del siglo XX y algunos del siglo XIX. Como Ud. bien dice un nuevo paradigma es a la vez ruptura y continuidad.

Por Qué?

Los viejos paradigmas ya no son suficientes para explicar la situación de crisis en que la sociedad mundial y el propio planeta están sumidos.

Desde fines de la 2da. Guerra Mundial, que culminó con Hiroshima y Nagasaki, la historia se ha acelerado enormemente. Hoy se está globalizando. Los tiempos de reacción son menores y la complejidad con que hay que lidiar es muchísimo mayor que en cualquier época pasada.

El paradigma historiográfico que adoptemos influye en el curso de la historia porque se constituye en eje de referencia para la toma de decisiones y para el consenso con que dichas decisiones son aceptadas.

Ya no podemos limitarnos a dejar pasar tiempo ante cualquier hecho para adquirir perspectiva histórica, para analizar dichos hechos y su significación.

Al acelerarse tanto la historia, al globalizarse, al ser tan profunda la crisis actual, ya no podemos concedernos ese tiempo porque corremos el riesgo de que la historia nos barra.

Por ejemplo ante los atentados del 11 de Setiembre y ante la respuesta de USA y la OTAN, ante hechos tan tremendos, todos (y el historiador en particular) nos vemos involucrados, no por voluntad propia sino porque fuimos involucrados, de ahí lo acuciante del ¿ahora qué?

Son tan tremendos estos hechos que el historiador debe recurrir al pasado porque lo acucia el ahora qué va a pasar, que se debería hacer.

¿Cómo nos manejamos con este vértigo de los acontecimientos mundiales?

En primer lugar recuperando la dimensión de la historia como ciencia, lo que significa elaborar hipótesis explicativas y prospectivas; cotejar dichas hipótesis contra aquéllos hechos considerados en su contexto y contra los sucesivos hechos de ese proceso.

En ciencias exactas sigue siendo válida la "navaja de Occam", una hipótesis explicativa es mejor que otra cuando logra explicar un conjunto más complejo de fenómenos con un conjunto más simple de hipótesis.

Cordialmente

Beatriz Rivas
Prof. en Historia
Montevideo, Uruguay

becar2@netgate.com.uy