El intento de algunos historiadores de apropiarse de su historia más cercana para convertirse en portavoz de ella, no conduce a ningún sitio y por lo tanto no lleva a un buen debate. La Guerra Civil Española no quedó reducida a un levantamiento anarquista catalán por mucho protagonismo que le queramos dar a los anarquistas. 

Las posiciones de la burguesía han sido difundidas y estudiadas desde todas las posiciones a favor y en contra; pero queda un amplio campo por conocer en la España interior, campesinos y trabajadores, que lucha en silencio y que nadie se preocupa de sacar a la luz sus lamentos, porque esa lucha no vende en los mercados de los estudios históricos. 

Saludos de Amalio Venegas 

Instituto de Bachillerato Ramón Carande 
España