La respuesta de Jorge Alberto López Arévalo desde Chiapas me devuelve a la desesperación de no saber mostrar la evidencia moral en la confusión política. La muerte es la muerte y la muerte provocada es la muerta provocada, responsabilidad de quien la provoca. Respecto a este estricto punto, en México se puede opinar sobre ETA como en España sobre el EZLN, con la gran diferencia desde luego a favor del segundo de la tregua inmediata y en serio. Para otros aspectos de la misma situación chiapaneca, en España hay posiciones distintas a la de Vázquez Montalbán y, desde luego, en el otro extremo, a la de Maite Rico y demás émulos de Vargas Llosa, posiciones también me atrevo a decir que más informadas respecto a la población indígena. No es mi caso, pues empiezo, como ellos, por ignorar otra lengua de esas latitudes que no sea el castellano colonial. Pero mi desesperación no deriva de esta ignorancia, sino de aquella incapacidad. ¿Cómo explicarte, Jorge Alberto (perdona el tuteo), que tus argumentos referentes al EZLN ("surge como respuesta al autoritarismo del Estado ", "movimiento que irrumpe en la escena política de manera violenta pero a la vez pacífica", "movimiento militar pero a la vez civil, político y mediático, no se puede comparar su discurso y práctica con las anteriores guerrillas", "así de sencillo y así de complejo"...) son en el fondo los mismos que están queriendo no sólo explicar, sino también legitimar la acción criminal de ETA? La misma diferencia que acusas porque en España haya democracia y no en México, aparte su contraste demasiado marcado para ambas partes, no me parece relevante cuando al cuestión es de derechos, del primero, el de la vida. Aunque entonces fuimos muchos los que no supimos verlo con esta claridad, ETA era tan asesina contra Franco como lo es ahora contra la pasable democracia que tenemos en España por la sencilla razón de que sus actos, al atropellar derechos, no se califican por el objetivo político, sino por el conducto moral, quiero decir inmoral. Hay todavía mucho Vázquez Montalbán que mantiene la imagen romántica de aquella otra ETA como buena compañera de la guerrilla mediática que se quiere para otros países, pero no para el propio. De estas responsabilidades hablo y no de nuestras mutuas ignorancias.

Con mi agradecimiento para los interlocutores y mis saludos para tod@s,

Bartolomé.

Bartolomé Clavero
Facultad de Derecho
Universidad de Sevilla
E-41004, Sevilla, España
Tf y Fax: 34 95 455 1304
E-m: