El ultimo atentado de ETA que ha supuesto la muerte de dos personas, una de ellas de particular relieve politico, me parece un crimen intolerable e injustificable. Lo digo desde la conviccion de que el actual conflicto vasco tiene una indudable raiz politica y debe ser resuelto en claves politicas y democraticas, es decir apoyadas en consensos mayoritarios de la sociedad vasca. Dicho esto, tambien me parece que la campana de descalificacion de las fuerzas nacionalista como unicas culpables de la actual situacion me parece igualmente inaceptable. A quienes ahora se hartan de proferir descalificaciones, de hablar de nazis y fascistas, no contra ETA, cuyas acciones si podrian calificarse de fascistas, sino contra el PNV y sus dirigentes, recordaria que los unicos que pueden presentar en estos ultimos meses un capital positivo de avance hacia la paz son precisamente los firmantes del acuerdo de Lizarra, entre cuyos principales promotores, con un costo politico y electoral indudable, se encuentran los partidos PNV y EA. Ha sido el pacto de Lizarra-Garazi la unica iniciativa politica que ha favorecido una tregua de ETA. Frente a ello, que pueden aportar durante todo este tiempo fuerzas como el PSOE o el PP? Quienes ahora tanto aplauden a Ardanza, distinguiendo entre el antiguo lehendakari y el actual o la direccion de su partido, que recuerden quien torpedeo el llamado plan Ardanza y cual era su contenido. Recordaria tambien que, en terminos estrictamente politicos, no humanos ni emocionales (pues ahi pierde toda la sociedad vasca), son precisamente las fuerzas firmantes del acuerdo de Lizarra las mas perjudicadas por la vuelta de ETA a las armas.

Creo que se dicen demasiadas tonterias desde ambos lados y que un asunto tan serio merece una actitud desapasionada e integradora, que sepa mirar a medio y largo plazo.

Eso si, desde el rechazo frontal a las acciones de ETA que, hoy por hoy, supone ya un obstaculo fundamental, aunque no el unico, para la paz en Euskadi.

Antonio Dupla
Profesor de la Universidad del Pais Vasco
Vitoria-Gasteiz