Estimado profesor Bartolomé:

Usted dice que la muerte es la muerte y estamos de acuerdo, creo que nadie puede estar en contra de la evidencia moral de esté argumento, pero resulta que los indígenas han sido los muertos de siempre y existen estadísticas que permiten demostrar que habían más muertos antes que durante el levantamiento y lo que es peor con el proceso de pacificación también ha aumentado el número de muertos, ya que la violencia es estructural y consustancial a la estructura de dominación que existe en México y no resultado de la existencia del EZLN. Estaría de acuerdo con usted de que el problema no es el número sino el hecho, pero ese mundo idílico es el que hay que construir. Estamos de acuerdo que en España como también en México existen diferentes posiciones ante el conflicto chiapaneco, pero creo que el libro de Vázquez Montalbán puede (no necesariamente debe) ayudar a entender el "problema chiapaneco" desde una visión Europea y en otro extremo esta el de Maite Rico y Le Grange que también desde otra visión analiza el problema y puede servir para lo mismo, ya que como dicen los zapatistas, "luchamos por un mundo donde quepan muchos mundos" y ésto incluye la visión de Maite Rico, aunque en lo personal no esté de acuerdo con sus tesis.

Salud@s y mi afecto

Jorge López Arévalo
Universidad Autónoma de Chiapas