Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Tendencias colectivas e individuos en la historiografa


Mesa D Tendencias colectivas y "grandes historiadores" en la historiografa

HISTORIADORES Y OBRAS PROPUESTA DE ANLISIS FRENTE A LA DICOTOMA TEXTO VERSUS CONTEXTO

Alejandro Estrella Gonzlez
Universidad de Cdiz

Introduccin planteamiento del problema

El inters que para mi suscita esta mesa de debate radica en que el tema de investigacin al que actualmente me dedico concierne a la obra de E.P. Thompson en concreto, a su teora de la formacin de identidad de clase, en tanto que sujeto histrico colectivo.

Una investigacin de estas caractersticas impone desde el primer momento toda una batera de preguntas metodolgicas cmo abordar el

estudio de la obra de un historiador concreto? cmo entender su particularidad? o bien cmo entender la relacin que guarda con la

corriente colectiva a la que pertenece, la situacin de la disciplina o el universo social en el momento histrico en el que se ubica?

Al buscar solucin a esta problemtica he llegado a dos conclusiones

Tradicionalmente, a la hora de encarar el anlisis de un autor y su obra, se habran ofrecido, en lneas generales, dos grandes nterpretaciones

alternativas.

El debate entre ambas no slo es de carcter metodolgico implica

cuestiones de profundo calado terico.

Cuales son estas alternativas?

La primera, a la que podemos denominar formalismo, apostara por un anlisis interno de la obra, al entenderla, exclusivamente, como texto.

La segunda, a la que podemos denominar como sociologismo, hara lo propio con un anlisis externo, al entender que la obra puede explicarse por su contexto.

Formalismo

En lneas generales, concibe las obras como significaciones que requieren una lectura puramente interna, excluyendo cualquier referencia a

determinaciones contextuales o a las funciones sociales que puede desempear.

Entre las diferentes propuestas que podemos incluir en esta interpretacin, cabe destacar la tradicin que proviene del estructuralismo.

Podemos sealar tres caractersticas

1. Pretende la deconstruccin formal de los textos.

2. stos se entienden como estructuras estructuradas sin sujetos estructurante. Si bien se conciben como realizaciones histricas

particulares, se cree que deben ser descifrados sin referencia a las condiciones sociales de la produccin o de los productores.

3. Finalmente, la obra no existe por s misma al margen de las relaciones de interdependencia que la vinculan a otras obras. Cada obra

singular se define dentro de la red de relaciones entre los textos (intertextualidad), lo que, por otro lado, se considera el principio de la dinmica del sistema.

Sociologismo

En lneas generales, establece un vnculo directo entre la obras y las caractersticas sociales de los autores o de los destinatarios cuyas

expectativas supuestamente han de cumplir.

Entre las diferentes propuestas que podemos ubicar en esta interpretacin, cabe destacar las investigaciones de inspiracin marxista.

Podemos sealar dos caractersticas

1.. Aplicando una suerte de "lgica del reflejo", entiende que comprender una obra es comprender la visin del grupo social al que pertenece el autor o al que se dirige

Mientras el autor acta como una especie de mdium y expresa la visin del grupo.

El grupo lo hace como causa determinante o final es decir como funcin- de la produccin.

2.. En segundo lugar, el principio del cambio se ubica en las transformaciones acaecidas en los contextos sociales de produccin.

Problemas ambas interpretaciones manifiestan ciertas carencias, podramos decir opuestas.

El formalismo estructuralista, al entender la produccin desde su intertextualidad

No tiene en cuenta que el sistema o espacio discursivo que hace posible la obra no es completamente autnomo.

En este mismo sentido, no considera las relaciones entre los productores como motor del cambio.

El sociologismo marxista

Al atender exclusivamente a la funcin social de la obra no tiene en cuenta su lgica interna, su estructura en tanto que lenguaje.

Al funcionar desde una "lgica del reflejo", olvida que los productores constituyen un microcosmos social con su propia estructura y

leyes de cambio.

En definitiva, y generalizando, el tndem formalismo-sociologismo conforma una dicotoma -en tanto que los argumentos de uno adquieren toda su fuerza frente a la del otro- con la que creo necesario establecer una ruptura.

Propuesta

Para ello me he apoyado en la propuesta de P. Bourdieu. El valor de esta radica precisamente en que dada su trayectoria social e intelectual- se encuentra en disposicin de combinar ambas alternativas rompiendo sus lmites y, finalmente, ofrecer una solucin que las trasciende. Vemoslo

Para explicar las relaciones entre los productores, Bourdieu moviliza su teora de los campos.

Un campo (como el historiogrfico) es un espacio social de relaciones objetivas entre las posiciones que ocupan los productores. En el

horizonte de estas relaciones de fuerza y en las luchas por transformarla o conservarla (segn ocupen una posicin dominante o dominada) se forjan los intereses y estrategias de los productores.

Pero frente a la explicacin externalista, estos microcosmos gozan de una autonoma relativa respecto a determinantes externos

Un campo acta como un prisma o filtro que refracta dichos determinantes para tener efecto sobre el campo, stos necesitan

"retraducirse" a la lgica, al lenguaje y estructura propias del campo.

Por eso, para entender los cambios de estrategias, de posicin, etc. que acontecen cuando cambia el contexto es necesario conocer las leyes especficas de su funcionamiento, su grado de autonoma.

Para explicar la obra, Bourdieu la relaciona con el campo de produccin.

Frente a la explicacin internalista, no basta con deconstruir la obra y determinar el espacio de posibilidades que ofrece el sistema

discursivo en el que se inserta el texto.

Es necesario encontrar alguna forma de relacionar el espacio de las obras (temas, formas, etc. que se ofrece) con el espacio de los

productores.

Bourdieu lleva a cabo esta maniobra considerando

El espacio de la obras como un campo de tomas de posicin o sistema de desviaciones diferenciales (estrategias).

El espacio de los productores como un sistema de posiciones diferenciales en el campo de produccin.

Conclusin

Las tomas de posicin (tema, contenido, estilo, etc.) depender

1. De la posicin que el agente ocupa en la estructura del campo (dominante-dominado) y que, por medio del sistema de disposiciones

incorporadas (que Bourdieu denomina habitus), le impulsa a conservar o transformar dicha estructura y por tanto a conservar las reglas del juego (actuar como un ortodoxo) o subvertirlas (actuar como un heterodoxo).

2. Pero tambin depender del espacio de posibilidades que ofrece el sistema discursivo heredado, producto de las luchas anteriores.

Tres notas para concluir

1. La relacin entre posicin y toma de posicin no es mecnica. Cada autor forja su proyecto creador a travs de la mediacin de su habitus

Este es un producto histrico y social que funciona como un esquema de percepciones y de disposiciones incorporada, a travs del cual el autor percibe y valora el espacio de posibilidades y los intereses asociados a su posicin en el juego.

A partir de aqu, al tomar una de las posiciones que ofrece el espacio de posibilidades (al desarrollar una estrategia) toma posicin

frente a otras posiciones y en consecuencia se distingue.

2. Para cerrar el crculo la evolucin de los campos no slo est sometida a la tensin de sus luchas internas. El resultado de stas se ve

afectado por la presin que ejercen determinantes externos (segn el grado de autonoma del campo en cuestin).

3. A partir de ambas notas podemos finalmente entender la capacidad de un autor para revolucionar la estructura del campo

Un determinado agente implicado en las luchas del campo y portador de un determinado habitus, se apoya en el espacio de posibles vigente en ese momento y, en sincrona con acontecimientos externos al campo, introduce una combinacin inslita que logra triunfar, trastocando las reglas del juego y en consecuencia toda la estructura del campo.

Quedara no obstante una pregunta en el aire desde qu punto de vista entendido como perspectiva tomada a partir de la posicin que ocupo en el campo historiogrfico- he elaborado mi proyecto en torno a Thompson? Quizs podamos introducirnos en este juego de espejos en la puesta en comn.