Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Estado y sociedad civil en la historia


EL ESTADO COMO CATEGORA VINCULADA DEL FEUDALISMO Y EL CAPITALISMO

(Carlos Astarita, Universidad de Buenos Aires)

Entre los historiadores se abri hoy una separacin entre quienes defienden la existencia de un estado precapitalista y quienes anulan su existencia. Negar o afirmar la estructura poltica precapitalista son opciones que se inscriben en ecuaciones antitticas. Por un lado, poder no localizado - redes de dominacin - lgica de la mercanca - circulacin discursiva - equivalencias de autoridad - praxis sectorial. Por otro lado, sociologa del estado - coercin de clase - lgica del modo de produccin - representacin aparencial de relaciones sociales - jerarquas problemticas - praxis de totalidad. Esta segunda secuencia es la que rige en esta ponencia; el estado retoma aqu un lugar de preferencia, disposicin que no desconoce las dificultades de su concepto en el feudalismo.

El problema se inicia para el historiador cuando aborda el objeto tal como le llega en los testimonios conservados. Situado en el siglo XIV hispnico, por ejemplo, constata poder patrimonial del rey, parcelacin de la soberana en dominios privados, desigualdad jurdica de los estamentos, burcratas del salario, legislacin general, normas locales, fiscalidad, renta del seor. Realidades tan heterclitas pueden embrollar el razonamiento, y cualquier generalizacin es pasible de justificarse. Esta dificultad, que proviene de la compleja ambivalencia del desarrollo real, impone que fijemos nuestro punto de partida en el resultado, el estado moderno. Expresado de otra manera, slo con las categoras del estado capitalista podemos pensar las formaciones polticas precedentes en su peculiaridad. Si el estado capitalista permite comprender las formaciones precedentes, stas anticipan, a su vez, el concepto de estado burgus. Compenetrarse con esas primeras formas sociopolticas no importa tanto para la acumulacin enciclopdica del saber como para la captacin de la esencia: conocerla es conocer el proceso formativo. La prctica reflexiva que postulo se sita, pues, en el punto de confluencia del anlisis histrico y del anlisis sistmico. Esta excursin por los fundamentos del estado moderno en esta doble dimensin presupone que visitemos a los clsicos fundadores (Hegel, Marx, Weber, Gramsci). Constituyen la genealoga del presente ensayo.

Considerar tres cuestiones vinculadas con respecto al nexo entre pasado y presente:

1) El estado moderno implica una peculiaridad extrema en el seno de las formas sociales, originalidad dada porque los propietarios de los medios de produccin no son propietarios de los medios de gestin y coaccin. Se desprende de este hecho bsico toda una serie de consecuencias sobre el funcionamiento del estado.

2) Esto remite a explicar esta excepcionalidad. En este punto naufragan las razones sistmicas y se abre paso la causalidad histrica: el estado moderno slo se comprende como negacin parcial del estado absolutista. Se inscribe en cualidades derivadas de la transformacin del feudalismo.

3) Se establece as una interdependencia conceptual entre estado feudal y estado capitalista. Si hubo una existencia precapitalista de las categoras que reinan en el capitalismo, stas, en su naturaleza de categoras histricas, han estado sujetas a un complejo proceso constructivo.

Estas elaboraciones nos proporcionarn, adems de una ubicacin topogrfica n la tradicin del problema, las armas intelectuales para abordar la gnesis del estado feudal centralizado.