Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Historia mundial como historia global


Tema III.2. Historia mundial como historia global

AL IMPERIO a travs de la ideologa.
LA ROMA REPUBLICANA COMO PRIMER REFERENTE HISTRICO DE LA IDEA DE GLOBALIZACIN

Juan Carlos Domnguez Prez

Doctor en Historia

Miembro del Grupo de Investigacin P.A.I. HUM-440 de la Junta de Andaluca

Llama la atencin, aun a sabiendas de la frecuente manipulacin historiogrfica y del sometimiento de nuestra interpretacin histrica a los modelos liberales afines al nacionalismo del XIX reverdecidos por el imperialismo posmoderno, la existencia de claros referentes histricos con los que analizar el modelo actual de globalizacin.

Probablemente el referente ms antiguo sea el de la Roma Republicana de los siglos III al I AC, que rene en s mismo una parte esencial de los fundamentos sobre los que se levanta de manera tan maquiavlica como simple el actual edificio imperialista norteamericano. Creemos que en este sentido su anlisis comparado nos puede hacer ver algunas consideraciones histricas que slo resultan palpables y denunciables bajo la orientacin interdisciplinar de tcnicas tradicionales (literarias, arqueolgicas, epigrficas, numismticas) y otras innovadoras (arqueometra, arqueologa subacutica, historiografa crtica,...) que ya nos ofrecen concreciones de un modelo econmico ocultado de manera intencional desde la propia Roma Antigua bajo superestructuras ideolgicas nada evidentes, que portan en s mismas las propia identidad de un rgimen similar en muchas condiciones genricas al que progresivamente y si no lo remediamos nos vemos abocados.

Entre estas concreciones resultan muy llamativos los siguientes aspectos:

? la conceptualizacin del sistema como "republicano" conlleva la oculta intencin de negar su vocacin imperial, manifiesta por otra parte en sus actuaciones de estado, tanto en su orientacin exterior como en los principios de organizacin e instrumentalizacin de los propios colectivos ciudadanos;

? paralelamente se visualiza un presunto estado patricio-plebeyo de corte integrador, representacin mixta y carcter consensuado que no se corresponde en absoluto con el resultado social de la poltica de estado, claramente desigual y orientada a la satisfaccin de los intereses materiales gestionados desde este estado por las clases privilegiadas patricias y los comerciantes plebeyos, intereses representados claramente en el origen de la mayora de los conflictos sociales, econmicos y militares histricamente registrados;

? la forma poltica presuntamente parlamentaria oculta una predeterminacin bsica del sistema tendente a la manipulacin inicial, aunque definitiva, de los objetivos de estado: cuanto ms presume el sistema de sus formas de dilogo, ms se aleja en la prctica de estos principios bsicos;

? se crean las condiciones de produccin y distribucin bsicas para un desarrollo econmico imperial "globalizado" introduciendo desde el Estado tcnicas esclavistas desprovistas an de "etiquetas" conceptuales identificativas en el discurso social contemporneo;

? se instituye la guerra oficial, el pillaje institucionalizado como formas econmicas elaboradas desde lo pblico a lo privado;

? tambin se esfuerza el Estado en cuestin en hacer constancia del respeto pleno al ius gentium y a los tratados libremente firmados, como plasmaciones de la poca del derecho internacional ms civilizado, mientras que se justifica la presencia en conflictos de inters material siempre a travs del cumplimiento de ideales elevados (caso de Sagunto como conflicto desencadenante de la Segunda Guerra Pnica);

? se legisla legal o moralmente de manera obsesiva contra el lujo, la opulencia y la ostentacin (Lex Metilia de fullonibus, Lex Oppia, Lex Orchia,...), la avaricia e, incluso, la lujuria y la lascivia (Leges Poetelia-Papiriae, Decreto De Bachanalibus); se sataniza a los contrarios como Anbal, Filipo, Pirro o la propia Cartago; se asimila y une a la causa a los intelectuales con una explcita capacidad para crear corrientes de opinin como Polibio, Posidonio o Panecio;

? a travs de la labor de estos intelectuales ganados para la causa se reelabora maliciosamente el pasado, se falsifica la historia oficial, pero tambin la particular manipulando las genealogas, la presencia o ausencia en determinados actos, las responsabilidades y explicaciones de estos actos;

? se defiende de manera inexplcita como garanta de involucin poltica y social el retorno al pasado como horizonte terico recreado ideolgicamente sobre la necesidad del sistema de crear una imagen ilusoria claramente contrarrevolucionaria;

? y, finalmente, se cierra el ciclo (en todos los sentidos) globalizador cuando, en clara connivencia con los grandes ideales "republicanos" previamente citados, se justifica la guerra como garanta de la propiedad y forma de justicia social sabiamente manejada por una lite de polticos cualificados ("La guerra preserva las posesiones de los hombres y gana las de otros, mientras que la paz destruye no slo lo que ha sido conseguido por la guerra, sino tambin por ella misma": discurso de Lntulo al Senado romano en el 218 AC, das antes de declarar la guerra a Cartago).