Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Historia Mixta como historia global



La lectura del mensaje-resumen de C.Flamarion Cardoso (Congreso Digital 102) me hizo recordar un articulo que Jos Luis Romero public hace ms de cincuenta aos, titulado "Reflexiones sobre la historia de la cultura" (Buenos Aires, Revista "Imago Mundi" Nro.1, Septiembre de 1953, pp.3-14) y que recientemente tuve oportunidad de conocer y leer. Mi intencin es compartir con el autor de la ponencia (que oportunamente leere en toda su extensin), algunas de las opiniones de Romero al respecto.

En primer lugar Romero estimaba -en ese artculo- que "mas que un tipo historiogrfico -como la biografa, la historia nacional o la de procesos particulares- la historia de la cultura es una forma historiogrfica compleja, un esquema ideal en el que caben varios y diversos tipos historiogrficos que aspiran a integrarse en sintesis comprensivas, cada una de las cuales entraa la posibilidad de integrarse a su vez en sntesis ms comprensiva an en la medida en que se desarrolla el mtodo y la aptitud para captar relaciones cada vez ms complejas y someterlas a un proceso de conceptuacin. Si se admite, siquiera como hiptesis de trabajo, que la historia de la cultura es pura y simplemente la historia, habr que referrir a ella y a sus peculiaridades los innumerables problemas que se han planteado o dilucidado partiendo del supuesto de que la historia es solamente historia de hechos y especialmente de hechos relacionados con la convivencia social, esto es, una y acaso la mas sumaria de sus formas." (p.3)

A continuacin hace mencin a Dilthey y en menor medida a B.Croce, como quienes lo han supuesto as.

Desarrolla tambin un aspecto interesante el que permite suponer que la historia de la cultura es "una imgen de la vida historica", todava poco "precisa y definida, en parte porque no se ha trabajado suficientemente en el campo terico para definirla y precisarla. Pero se encuentran dispersos sus rasgos all donde el historiador, deliberadamente o n, ha logrado hacer un planteo histricocultural." (p.4)

Otra observacin que hace Romero es "que los mejores frutos de la historia de la cultura no hayan sido obtenidos generalmente por los historiadores de tipo tradicional, en parte porque no los buscaban y en parte porque los mtodos de investigacin usados les impedan trascender la mera erudicin. Los han obtenido, en cambio, con ms frecuencia los investigadores que han hallado la va histricocultural -deliberadamente o por azar- a travs de ciertos campos de la investigacin ms prximos a sus planteos generales la historia social o econmica, la historia de las ideas, de la literatura o del arte." (p.8).

Y unas lneas despus agrega "una novela constituye un microcosmos susceptible de ser analizado en si mismo y sin salir de us propios lmites. Pero el novelista es, como sujeto histrico polivalente, un individuo alojado simultneamente en innumerables planos del orden fctico y del orden potencial busca su alimento, procura su techo, persigue ciertos goces de la sensualidad, convive con sus semejantes segn ciertas normas a las que presta o no total asentimiento, acta frente al projimo con cierta finalidad, manifiesta ciertas preferencias estticas, lee ciertas obras y asiste a ciertos espectculos sobre los que enuncia algn juicio, reacciona frente a ello segn ciertos impulsos o ciertas ideas a las que asigna cierto valor....." (p.8).

Cuando un investigador percibe este "complejisimo juego -mucho ms complejo, sin duda, de lo que aparece en nuestro esquema- y comienza a preocuparse por establecer cuidadosamente sus trminos, desemboca en ciertos planteos de tipo histricocultural." (p.9)

Saludos cordiales y xito con la realizacin del III Congreso.

Carlos A. Suarez
Profesor de Historia
Instituto Superior del Profesorado "Dr.Joaqun V.Gonzalez"
Buenos Aires, Argentina