Imprimir
III Congreso Internacional Historia a Debate Santiago de Compostela

III Congreso Internacional Historia a Debate
Santiago de Compostela, 14-18 de julio de 2004


Nuevas formas de compromiso historiogrfico


TEMA III.3. Nuevas formas de compromiso historiogrfico

M Luz Pintos Pearanda (Universidade de Santiago de Compostela)

"Desde la interdisciplinaridad, modelos de 'actitud' crtica y de compromiso ante la historia. La convergencia entre Historia a Debate y la Fenomenologa"

La lectura del Manifiesto de Historia a Debate hecha desde la perspectiva de la Filosofa (fenomenolgica) produce, como efecto inmediato, el sentimiento de identificacin plena con la "actitud" que tal manifiesto est expresando, y sirve para ratificar la viabilidad y la necesidad de un trabajo comn, desde la interdisciplinaridad. Esta viabilidad se basa en que la nueva "Historia global" y la filosofa fenomenologa convergen en la "actitud" desde la que ambos saberes se mueven. Esto puede comprobarse magnficamente recuperando la figura de Edmund Husserl. Al iniciarse el siglo XX, y en convergencia con lo que estaba producindose igualmente en muchas otras ciencias (en Lingstica, en Geografa, en Antropologa Social, en Biologa, en Psicologa, en Psiquiatra, en Historia...), la filosofa fenomenolgica que con l nace va a poner al sujeto y a lo vivido en el centro focal de su mbito de trabajo, y de este contacto con lo concreto vivido por los sujetos, se derivar un compromiso tico. Pero, al contrario de lo que va a suceder por parte de los historiadores, en esta filosofa no se produce una escisin en el filsofo en cuanto "profesional" y en cuanto "ciudadano". Todo lo contrario, esta filosofa surge de la necesidad, muy asumida por su iniciador, de renovacin cultural y, por tanto, es consustancial a ella, como tal filosofa, el compromiso intelectual tico-poltico. La "actitud" fenomenolgica, y el mtodo de investigacin que sta entraa, termina desenmascarando los "prejuicios" en los que se apoya el mal rumbo que lleva nuestra historia (instrumentalizacin de los unos por los otros, insolidaridad, injusticia, guerras, destruccin del planeta, etc.). Y, al desenmascararlos como tales "prejuicios", convencionales y no inmodificables, contribuye, desde la reflexin crtica, a un cambio en nuestros hbitos de pensamiento, de sentir y de actuar y, por consiguiente, a un cambio de rumbo cultural e histrico-poltico. Por tanto, puede ser esta "actitud" una excelente prueba de que la convergencia entre "la nueva nueva historia" propiciada por Historia a Debate y esta nueva (y ya centenaria) Filosofa fenomenolgica es no slo posible sino muy provechosa para sumar, desde la interdisciplinaridad, innovacin y esfuerzo hacia la misma y comn meta de compromiso con la historia inmediata en la que estamos. El ejemplo de los resultados que se pueden obtener con el mtodo fenomenolgico aplicado a un tema tan actual como es el de la guerra de Irak, sin duda ayudar a comprender ms el sentido en el que aqu hablamos. Asimismo, acudiremos a otro fenomenlogo, Aron Gurwitsch, para todava favorecer ms la comprensin de este sentido. Gurwitsch, situado en la actitud y mtodo fenomenolgicos, se vali de ellos para entender las causas ideolgicas profundas que originaban el exterminio judo en toda la concretitud que implica y, por tanto, para comprometerse l mismo, como filsofo y judo, con el diagnstico desenmascarador y denuncia de tales causas que estaban moviendo su historia ms viva e inmediata. La "actitud" fenomenolgica y su mtodo son aplicables a cualquier asunto o preocupacin de nuestra actualidad y, quien esto escribe, de hecho los ha aplicado a las relaciones de justicia entre los humanos, a las relaciones entre los humanos y los no humanos, a las relaciones entre los humanos y los vegetales, al racismo e inmigracin, al problema de la globalizacin y al tema de las mujeres. Realmente, adems, la Fenomenologa nunca ha estado restringida al mbito filosfico, sino que, como "actitud" y mtodo, tiene importante presencia en muchas otras reas.