Imprimir
Nombre: Guillermo

Tema 2

Guillermo Turner Rodr�guez.

INAH, M�xico.

>La historia mira a los conquistadores. Una visi�n de la historia en la

>actualidad a partir de un trabajo de investigaci�n en M�xico

>

>En la actual discusi�n de problemas, logros y soluciones en el campo de la

>historia, una alternativa para reflexionar sobre ella, ya sea como ente o

>como ciencia, es pensar en la historia a trav�s de la v�a privilegiada del

>sujeto que se dedica a conocerla y de sus circunstancias que propician la

>producci�n cient�fica. Considerar seriamente la situaci�n de la historia en

>la actualidad no puede prescindir de contribuciones de diversos tipos y

>grados de abstracci�n. De esta manera, es necesario acudir a la teor�a y a

>la filosof�a de la historia, ya sea como punto de partida o como punto de

>llegada. Sin embargo, para una estimaci�n integral y equilibrada del estado

>de la historia, hace falta recurrir sobre todo a serios estudios de

>historiograf�a, esto es, a estudios sistem�ticos y cr�ticos de los escritos

>concretos donde vemos plasmada una gran diversidad de nociones sobre la

>historia. De manera similar a como lo ha hecho la historia, los estudios

>historiogr�ficos disponen de dos grandes modos de acercarse a sus objetos

>de estudio: desde una perspectiva macro y desde una micro-historiograf�a,

>seg�n la amplitud temporal o tem�tica de los objetos enfocados.

>Entre muchos asuntos y problemas que se requiere discutir en torno a la

>historia se encuentra la relaci�n actual que mantienen los historiadores

>con el pasado y con el presente, as� como el tipo de v�nculo que el

>historiador establece entre los dos �mbitos temporales. De la concepci�n de

>la relaci�n del historiador con el pasado y el presente se desprenden

>diversos modos de "lectura" e interpretaci�n de las fuentes, ya se trate de

>documentos escritos, de im�genes o de fuentes orales. En cualquier caso, la

>escritura y la lectura de los productos de la investigaci�n hist�rica no

>han dejado de estar ligados a una muy amplia pero a la vez particular

>cultura de la escritura, pr�cticas �stas que de una manera u otra, inciden

>en las dificultades con las que se topa la historia. Ser�a conveniente no

>pasar por alto este v�nculo al abordar los problemas que enfrenta hoy esta

>ciencia.

>En el presente, cuando la historia se plantea objetos de estudio muy

>diversificados, a las fuentes se les puede dar un uso m�s intenso del que

>normalmente se les daba. En este sentido, cada vez m�s se repara en

>peque�os indicios, como expresiones marginales o veladas implicaciones,

>incrustados en las formas de representaci�n o de la expresi�n oral de las

>fuentes.

>La relaci�n de la historia con otras ciencias sociales no s�lo es

>mutuamente beneficiosa, sino necesaria. Resulta absurdo para la historia,

>las ciencias sociales, as� como para cualquier otra ciencia, pensar en

>poner cortapisas al nexo con otros campos del conocimiento. Hacerlo ser�a

>condenar al fracaso el desarrollo mismo de la historia como ciencia hoy y

>en el futuro.

>

>

>

>

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad