Imprimir

Tema 6

Denis MENJOT

Universidad de Lyon 2

>

La Historia de la fiscalidad: nuevos enfoques

>

> Poco a poco, los historiadores toman conciencia que "la fiscalidad no es

>solamente un asunto de t�cnica y, en consecuencia, su estudio no puede

>reducirse a los diferentes procedimientos utilizados para recaudar el

>impuesto2. Sin embargo si los estudios relativos a la fiscalidad han sido

>ampliamente difundidos a partir de los a�os '80, el balance

historiogr�fico es

>moderado y pleno de contrastes y la fiscalidad sigue siendo marginalizada en

>el campo de las investigaciones hist�ricas.

>

>1. Balance historiogr�fico : del estudio presupuestario al estudio del

sistema

>financiero.

>

> El acercamiento "presupuestario" sigue siendo a�n el mayoritario. En

efecto,

>todas las monograf�as urbanas -y cualquier ciudad que dispone de fuentes

>cuenta por lo menos con una - dedican obligatoriamente una parte a la

hacienda

>municipal, parte muy a menudo limitado a un an�lisis cifrado, siempre que lo

>permitan los documentos, de los diversos ingresos, seguido por un cat�logo,

>casi siempre sucinto, de los m�ltiples gastos, seg�n una tipolog�a propia de

>cada autor, lo que hace casi imposible toda comparasi�n.

> Algunas otras grandes l�neas de investigaci�n se evidencian recientemente :

>- an�lisis del impuesto, en tanto que mecanismo esencial de la construcci�n

>del Estado a fines de la Edad Media ;

>- estudio de la fiscalidad urbana (tipos de impuestos, evaluaci�n de la

>materia imponible, determinaci�n de las bases imponible y liquidable,

>modalidades de recaudaci�n y estructuras de gesti�n ;

>- relaciones entre fiscalidad municipal y fiscalidad de Estado, que

>constituyen dos sistemas fiscales vinculados y rivales ;

>- relaciones entre finanzas p�blicas y privadas ;

>- derecho de imponer.

>

>2. Nuevos enfoques: la fiscalidad como sistema.

>

> Este acercamiento conduce a reconsiderar la fiscalidad, que ya no se

>caracterizar� por su finalidad - cubrir los gastos - ni por sus

mecanismos -

>las t�cnicas de recaudaci�n - sino por sus manifestaciones - la

transformaci�n

>de los recursos privados en recursos p�blicos y viceversa -. Esta

aproximaci�n

>reintroduce al hombre no s�lo como sujeto pasivo en tanto que contribuyente

>sino como ser activo por sus estrategias. La deuda p�blica adquiere as� todo

>su sentido.

> Las haciendas p�blicas consituyen un medio para alcanzar, conjunta o

>paralelamente, objetivos financieros o intervencionistas. Al decidir

>cuidadosamente, por un lado, la tasaci�n y, por el otro, la redistribuci�n,

>los gobernantes pueden ejercer una acci�n general sobre la vida social y

>econ�mica en su conjunto y emplear la fiscalidad como un arma que utilizar

en

>su provecho.

> Estas nuevas orientaciones de la historia financiera amplian de forma muy

>sensible el campo de investigaciones y lo hacen mucho m�s complejo. El

>an�lisis indagador de las t�cnicas ya no constituye un fin en s� mismo

sino la

>etapa indispensable para la comprensi�n de los planteos y estrategias. El

>estudio de los gastos y de las diferentes formas de distribuci�n tiene tanta

>importancia para la comprensi�n de la l�gica del sistema como el de los

>ingresos. Todos los tipos de recaudaci�n - fiscales o no -, de deudas

p�blicas

>o flotantes, de empr�stitos, incluso las manipulaciones monetarias, aparecen

>como transacciones y el arrendamiento se muestra como una combinaci�n de

>estrategia privada y p�blica.

>

>

>3. Propuestas metodol�gicas para interpretar la documentaci�n disponible.

>

> Se impone una cr�tica rigurosa de las fuentes disponibles a fin de

determinar

>las aportaciones y los l�mites de los documentos, cuyo nombre gen�rico

oculta

>realidades muy diferentes. Pienso en todos esos padrones de bienes, de

>cuant�as y de tributaciones y en todos esos tipos de libros de

estimaciones de

>fortunas : cadastres, estimes, compoix, manifests, catasti. Las

>especificidades son m�ltiples de una ciudad a otra y de una regi�n a otra.

> Los problemas metodol�gicos son numerosos. La determinaci�n de una

tipolog�a

>com�n de gastos se torna imprescindible a efectos de permitir la

comparaci�n a

>escala del Occidente medieval. La clasificaci�n tradicional de los impuestos

>en "directos2 e "indirectos", fundada sobre el criterio del hecho

generador y

>de su funci�n, deber�a dejar su lugar a una clasificaci�n econ�mica que

>tomar�a como criterio el elemento esencial del hecho fiscal, esto es, la

>fuente econ�mica alcanzada por la imposici�n. Se distinguir�an as�, por un

>lado, los impuestos sobre el capital (inmueble y mueble) y la renta y, por

>otro lado, los impuestos sobre el gasto, que englobar�an todos los tipos de

>sisas e imposiciones que afectan a la producci�n, la circulaci�n y,

>prioritariamente, el consumo de productos.

> El tratamiento gr�fico de la informaci�n cuantitativa no ha sido objeto,

>hasta el presente, de una seria reflexi�n. Cada uno utiliza - muy a menudo

por

>h�bito o por pereza - gr�ficos que sirven para ilustrar m�s que para incidir

>en una demostraci�n. Es el caso de los famosos "quesos2, que indudablemente

>procuran un placer est�tico, sobre todo, cuando se presentan en colores)

pero

>que a menudo se revelan poco legibles. Los histogramas son preferibles a

>condici�n de utilizar, para las clasificaciones cruzadas (por ejemplo, la

>evoluci�n de los ingresos o gastos en un per�odo dado), un logicial de

>an�lisis de una matriz de datos que tiene la inmensa ventaja de permitir un

>estudio razonado, a la vez, de cifras absolutas, c�lculados en l�nea y

>porcentajes, dados en columna.

> Como la comprensi�n de un fen�meno no se desprende jam�s de la

acumulaci�n de

>casos excepcionales, m�s que hac�a amplios estudios comparativos, yo me

>inclinar�a por estudios "comunes", estableciendo cuestiones precisas a las

>cuales cada historiador, a partir del an�lisis de su corpus particular,

>deber�a esforzarse en aportar respuestas. Convendr�a, creo, colocar estos

>estudios en la aproximaci�n renovadora de la que habl� precedentemente,

que se

>interesa por las transacciones, las racionalidades y las estrategias

fiscales.

>

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad