Historia a Debate


HI con 15 M

 
[Mensajes recibidos a través del Facebook de Pedro González de Molina 09/11/ 2011]

TEORÍA, DEMOCRACIA, BOLIVIA Y 15M

Documento para el análisis y el debate, reseña sobre la Posdemocracia de Colin Crouch. ¿Estamos en una democracia o en una posdemocracia?

http//buscador.iumx.eu/leer-online/?t=colin+crouch+posdemocracia+PDF&d=http%3A%2F%2Fwww3.diputados.gob.mx%2Fcamara%2Fcontent%2Fdownload%2F21368%2F106447%2Ffile%2FPB6006%2520Posdemocracia%2520de%2520Colin%2520Crouch.pdf

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Lo primero que uno se pregunta, a tenor de la descripción que hace del concepto de Democracia en confrontación con el de Posdemocracia, es si aquélla ha existido alguna vez en esos términos y la segunda pregunta que yo me hago es si no habremos pasado de la predemocracia a la posdemocracia sin solución de continuidad. Coincido, efectivamente, con el análisis que relaciona lo que Crouch denomina posdemocracia con lo que sucede en estos momentos en el espacio político globalizado, pero también es verdad que alguna claves no acaban de encajar del todo. Por ejemplo, la participación política, el interés por la política, e incluso la participación electoral siguen siendo muy altas cuando los ciudadanos sienten que ese voto sirve para cambiar los designios de sus países. En cambio, esta participación se reduce notablemente cuando los ciudadanos consideran que lo que están decidiendo no es importante, como ocurre en nuestro caso en las elecciones al Parlamento Europeo. Es, por tanto, y según mi opinión, urgente introducir mecanismos de representatividad democrática neta en estos ámbitos de decisión (de las grandes decisiones, de hecho) que siguen teniendo mecanismos de elección y decisión, en el mejor de los casos, indirectos.

Estas reformas encaminadas a aumentar los niveles de representación democrática en el ámbito de las decisiones globales tienen una segunda derivada con respecto a la regulación y control de los mercados financieros. No podemos obviar que vivimos en un mundo globalizado, y la globalización no debe significar un mal en sí mismo sino todo lo contrario. Pero para poder resolver los problemas de especulación y descontrol que asolan a las democracias clásicas es necesario adoptar medidas coordinadas en organizaciones supranacionales. Es por ello fundamental que éstas estén legitimadas democráticamente y de forma directa para que puedan tomar decisiones en nombre de la ciudadanía global, que en la actualidad clama contra los poderes fácticos que se han impuestos a los Estados y a los gobiernos democráticos.

Ignacio García Fenoll
http//www.facebook.com/igfenoll

+++++

Luego en casa lo leeré con tranquilidad, gracias!

Rocío Barragán Romero
http//www.facebook.com/profile.php?id=1345154331

+++++

Me huele a posmodernismo, huyamos despavoridos, lo que se necesita en el siglo XXI es más democracia democracia real, ya.

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

No compañero, échale un vistazo, lo que viene a decir es que el proceso de democratización ha dado un vuelvo a las posdemocracia al quedar en suspenso esta debido a la introducción de demasiado liberalismo en la política. La crítica permite poner en duda que la democracia como está sea suficiente y que hay que volver por la senda de más democratización, más participación y menos mercado.

Pedro González de Molina

Universidad de Granada

http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Lo que está claro es que ha entrado en crisis es el modelo dominante de la democracia liberalrepresentativa, ya que el sistema electoral se ha mercantilizado, con grandes operaciones de marketing financiadas por empresas privadas, que ha llevado a Crouch a afirmar, en su libro la ¨Posdemocracia¨, que ¨cuanto más liberalismo se filtre en la democracia mayor será la distorsión de la política electoral¨. Además, el sistema en si es muy vulnerable a los grupos de presión

(instituciones internacionales, lobbies, etc., como hemos aludido antes), de tal manera que Ulrick Beck ha afirmado que ¨aquellos a los que votamos no tienen poder y los que tienen el poder no son votados por nosotros9. Esto añadido, por un lado, a la corrupción política ensalzada por los medios de comunicación, el ataque frontal del capital a los sindicatos y movimientos sociales, ataques también al Estado de Bienestar, y por otro, el triunfo de los valores del individualismo radical y del neoliberalismo (que ha anidado en todo pensamiento tras el derrumbe de la URSS de forma hegemónica), a través de un modelo de propaganda muy efectivo, que ha provocado un rechazo a la política como medio de resolución colectiva de nuestros problemas por parte de la ciudadanía, que explica, en parte, junto con la conversión a la ¨Tercera vía¨ de los partidos de la izquierda tradicional, la poca resistencia en Occidente a este proceso10.

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Si puedes aprovechar un libro con un título tan desalentador para los demócratas, me parece bien, pero la mejor teoría que en este momento se puede elaborar sobre la democracia tiene partir de los movimientos sociales democráticos actuales, no sólo los indignados también Bolivia anímate Pedro, tienes al respecto una situación privilegiada como investigador y participante...

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

Si yo estoy animado! De hecho mañana voy a una conferencia sobre movimientos sociales en el contexto español dada por Arcadi Olivares, Carlos Taibo y Yayo que tiene pinta de estar muy interesante. La idea de colgar el texto (que es chiquito ya que es una reseña de 5 páginas) es fomentar el debate y soluciones aplicadas a nuestro contexto, para luego tratar de buscar la forma de ponerlas en práctica )

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Bueno, quizá lo que t propongo es para la fase de la tesis, si sigues con el mismo tema, pero no como receptor sino como emisor. Los profesores o activistas de mi generación tendemos demasiado a ver con las coordenadas pasadas los problemas y movimientos actuales fue uno de los problemas del altermundismo (salvo ATTAC).

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

Una forma de regeneración creo que sería esta Programa del movimiento Zapatista y de el de Luther King, con dos maniobras 1º) Discursos y reivindicaciones moderados con altos niveles de universalidad, para interpelar con éxito a vastas audiencias y sectores amplios. 2º) Tácticas disruptivas espectaculares de amenaza de alteración del orden que atrajeran la atención de medios masivos y la opinión pública, además de introducir fuertes problemas políticos y alterar las agendas gubernamentales. Esta estrategia lejos de desafiar al poder constituido lo somete a un desgaste y aislamiento sobre todo se orienta a hacer imposible o sumamente costosa la represión y la deslegitimación de las demandas y sectores movilizados. A los que yo le añadiría, realizar alianzas con todos los sectores que estén en contra del neoliberalismo, y eso supone llegar a un acuerdo con sindicatos, ongs, movimientos sociales, plataformas, etc., para plantarle cara a los recortes. Y como último o bien construir (sin el nombre o vinculación del 15M pero con vocación de democratizar y repropiarse de la política por parte de la ciudadanía) una alternativa de izquierdas a PSOE e IU o entrar de lleno en los partidos políticos y sindicatos y presionar para que cambien, de manera que no se abandonen ninguna de las posibilidades de lucha y tener el gobierno significa poder llevar a cabo las reformas que demanda el movimiento, sirviendo este como contrapunto crítico y reivindicativo siempre fuera de la lógica partidista para no ser absorbido.

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Te sientes lector con la teoría (concepto de democracia) y actor en el movimiento social, lo entiendo, pero de lo segundo tiene (debe) que (de) salir lo primero como en el 68. Veremos. Sobre 15 M, criticas y alianzas con sindicatos y partidos para regenerar democracia..., ya hemos intercambiado sobre en el Facebook de Historia Inmediata y estamos en la misma onda. Seguimos...

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

Qué manía esa de los sociólogos de reconceptualizar lo que han dicho otros en otras épocas!

"Hoy, el Poder público viene a ser, pura y simplemente, el Consejo de administración que rige los intereses colectivos de la clase burguesa" Marx y Engels, Manifiesto Comunista, Capitulo I ;)

"Recordemos aquella afirmación categórica de Vladimir Illich "Lenin" de que no existe una democracia burguesa o una democracia proletaria, sino grados de profundización en la teoría y en la práctica del concepto Democracia." Julio Anguita, mitin en la fiesta del PCE del 96 P

Fuera citas y bromas, estoy de acuerdo con el texto y está bien renovar el discurso, pero lo enfocaría de otra manera, no en pre- y pos-.

Y si, son los movimientos sociales los que deben cambiar los partidos, o crear frentes/coaliciones y empujarlos a cambiar el sistema. Se supone que es como ha ido y está cambiando la cosa en Latinoamérica, no?

Manuel Gómez Lolo
Universidad de Sevilla
http//www.facebook.com/Manuel.Gomez.Lolo

+++++

Más o menos, depende del país, por ejemplo Venezuela es un partido que controla a los movimientos sociales (o Argentina con variantes), mientras Bolivia son unos movimientos sociales, asociaciones vecinales, ONGS de DDHH, sindicatos, etc que controlan un partido el MAS, y la segunda opción me parece mucho más interesante.

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Conclusión la metodología de relación partidos / movimientos sociales ha de ser bilateral e interactiva, sin esquemas previos del tipo "tal partido o movimiento no me gusta", analizado convergencias y divergencias, viendo en cada caso qué predomina, la dirección predominante de la influencia... lo que nos es más fácil cómo investigadores de lo inmediato que cómo participantes activos de los movimientos y/o partidos, sujetos a cierta disciplina grupal (también el 15 M).

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

Estoy de acuerdo, siempre hay que marcar cierta distancia y sobre todo, se esté o no se esté, no hay que abandonar nunca la senda de la crítica, y sobre todo, de la autocrítica. La labor que hace Manuel con el tema de la huelga estudiantil intentando unir a sindicatos, estudiantes y 15M me parece una gran idea, y en lo que pueda colaborar aquí me tienes

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

En el caso de la democracia la solución es más democracia, mi participación, hay que experimentarla y por eso de lo mejor del movimiento son las asambleas con diferencias, hay que educarse y auto-educarse, hay que responsabilizarse de lo que se hace y hay que crear vínculos de muto apoyo (como kropotkin) y redes de solidaridad. Las luchas son siempre comunes, no individuales, y la colaboración entre todos es necesaria para cambiar las cosas. Hay que revertir el proceso de camino hacia la posdemocracia repropiándonos de la política y participando en todos los niveles para poder influir, con una idea muy clara Libertad, igualdad, fraternidad, democracia, DDHH, y Justicia social

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Amigo Pedro, leí la reseña de Crouch, bienintencionado pero prescindible, y academicista contempla el toro desde la barrera. Mi pregunta es si hoy se puede comprender bien el mundo presente, la crisis de la democracia y sus movimientos regeneradores, desde una academia anglosajona (1) hegemonizada por un posmodernismo (la modernidad fracasó, las ciencias humanas no son ciencias, la realidad es puro discurso, todo vale, viva la fragmentación y abajo el compromiso) declinante pero activo y (2) sin las referencias de movimientos sociales y políticos como los que existen en España y América Latina. Son ellos quienes tienen que aprender castellano y leernos a nosotros (algunos ya lo hacen).

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

Estoy de acuerdo con lo que dice Pedro (con difusión y animar a que la gente vaya me vale de momento P) y también con lo que dice Carlos la intención es buena, el discurso me huele a postmodernidad, y faltan referencias.

Manuel Gómez Lolo
Universidad de Sevilla
http//www.facebook.com/Manuel.Gomez.Lolo

+++++

De hecho Atilio Borón y otros investigadores de América Latina lo citan, me picó la curiosidad y le eché un vistazo, y la verdad es que como elemento de reflexión ayuda, no mucho más claro está porque de hecho la visión de Crouch es muy pesimista y poco alentadora, pero en nuestra mano está convertir la crítica en proposición positiva y discutir sobre ella en praxis y teoría para tener una línea común de actuación y compromiso. Cierto es que a día de hoy quienes tienen posturas más interesantes sobre la democracia son los latinoamericanos, y sobre movimientos sociales, nacidos al calor de las movilizaciones que han puesto fin, en númerosos países a la hegemonía neoliberal, y que poco a poco se van abriendo camino otras formas de entender la democracia y la acción del poder popular, y es totalmente cierto que tenemos que estudiarlos y aprender de ellos. De hecho los ingleses y norteamericanos tienen una línea de investigación sobre la democracia que recupera el discurso de Gramsci, la parte del poder de Foucault y en gran parte el materialismo y estructuralismo, y ya que estamos os recomiendo dos Olas de democracia (Jhon Markoff, un libro muy sencillo pero muy fresco), Un mundo que ganar. Historia de la izquierda europea (con gran énfasis en los movimientos sociales) 1850-2000 de Geoff Elley, que tiene también junto con Keith Nield tiene otro libro muy interesante que se titula El futuro de la clase en la historia. ¿Qué queda de lo social?, y por supuesto a Tony Judt (tanto su historia de Europa como su Algo va mal entre otros). Daniel Castillo Hidalgo te va a interesar este debate ). En el caso de Crouch no pudo hablar de el 15M porque el libro salió antes, pero la insistencia solo en el discurso de los postmodernistas nunca me sedujo ni me convenció.

Pedro González de Molina
Universidad de Granada
http//www.facebook.com/#!/pedro.gonzalezdemolina

+++++

Lo que recomiendas está bien, pero esos libros quedan por detrás de los movimientos últimos, no sólo del 15M... Ni Chiapas, ni el movimiento anti-globalización ni las experiencias inéditas de Venezuela, Bolivia y Ecuador en este siglo fueron teorizadas debidamente (hubo intentos). La práctica social y política transformadora va, desde 1989, por delante de la teoría se suele analizar (insisto) desde unas coordenadas ideológicas del siglo XX que por escasamente autocriticas (salvo García Linera, p. e.) no son capaces de entender ni dar perspectiva a sus propias victorias, lo que hizo fracasar al altemundismo, y si no lo evitan pasará lo mismo con el chavismo. Afortunadamente el 15 M está libre de este peligro... siempre que hagáis vosotros mismos la teoría. ¿Estáis suficientemente preparados, no? Si tuvistéis audacia para tomar la calle, no delegar en nadie ahora sus consecuencias más reflexivas y académicas (sin caer el ombliguismo, leyendo y escuchando a todo el mundo, claro).

Carlos Barros
Universidad de Santiago de Compostela
http//www.facebook.com/carlosbarrosg

+++++

En la postdemocracia ya no existe ningún vínculo electoral entre los ciudadanos y los que le suministran los servicios. Perfecta descripción de la actual administración semiprivada de los servicios. me parece un análisis muy bueno. Gracias por compartirlo

Nuri Mbrinkmann
http//www.facebook.com/profile.php?id=697875024
Universidad de Granada

+++++


 

Volver