Historia a Debate


HaD con Carlos Demasi

 
 
Amigos y amigas de HaD:

El linchamiento moral y público de que están siendo objeto nuestro colega Carlos Demasi en Uruguay no puede quedar así, exige una respuesta colectiva de la comunidad internacional de historiadores.

Vamos a recoger firmas para el escrito que tenéis más abajo. Mandadnos vuestro nombre, institución, localidad y país, ANTES DEL LUNES, 18 DE SETIEMBRE.

Como es habitual, no pondremos a nadie en la lista de apoyo que previamente no se comunique con nosotros.

Para más información sobre el "caso Demasi" visitar el apartado de Academia Solidaria de nuestra web.

Solidarizarse con Carlos Demasi es asegurar, como en el caso Dargoltz en 2001 (que terminó en una gran victoria), las mejores condiciones para investigar la Historia Inmediata en América y el mundo.

Solidarizarse con Carlos Demasi es contribuir, desde la academia, a vencer los residuos reaccionarios que impiden la consolidación en América y el mundo de una democracia pluralista, respetuosa por tanto con la historia profesional y la autonomia universitaria.

Solidarizase pública e individualmente con Carlos Demasi es demostrar, una vez más, que Historia a Debate es una "comunidad académica de nuevo tipo", donde no dejamos sólo al colega agredido en su honor y amenazado con represalias por lo que hacemos todos y todas en Historia a Debate cada día: investigar y dar clase en libertad sirviendo como mejor sabemos a la sociedad que nos paga por ello.

En defensa de la historia, la universidad y la libertad, todos con Carlos Demasi.

Carlos Barros (11/9/06)
Coordinador de Historia a Debate
[email protected]
www.cbarros.com
www.h-debate.com

+++++

ESCRITO QUE SE PROPONE A LA FIRMA:

Dr. Tabaré Vázquez
Presidente de la República Oriental del Uruguay

D. Julio Cardozo
Presidente de la Cámara de Representantes

D. Rodolfo Nin
Presidente de la Cámara de Senadores

Los abajo firmantes, investigadores, profesores de historia y otros científicos sociales, queremos hacer pública nuestra solidaridad con el historiador Carlos Demasi, profesor de Historia Nacional en el Instituto de Profesores Artigas y miembro elegido mediante concurso público de la comisión encargada de actualizar el programa de estudios secundarios de Historia de Uruguay (segundo período de la segunda mitad del siglo XX), ante el acoso político y mediático de que está siendo objeto con el fin de socavar su intachable curriculum e interferir de manera espuria en los trabajos de dicha comisión académica.

Avalamos mediante la presente el alto nivel científico y reconocimiento internacional, el rigor y la honestidad, con las que el profesor Demasi ha llevado a cabo sus investigaciones sobre la Historia Inmediata de Uruguay, especialmente el periodo de la dictadura militar, así como su firme vinculación ética con los valores de paz, justicia y democracia que deben guiar la profesión de historiador y la enseñanza de la historia, tanto nacional como universal..

Demandadamos de ustedes como máximas autoridades de la República del Uruguay que hagan valer, como ya ha solicitado la Asociación de Profesores de Historia de Uruguay, las libertades de investigación, enseñanza y expresión de los historiadores que se dedican a la historia más reciente, exigiendo en particular a los representantes de los partidos en las Cámaras que ustedes presiden que den ejemplo y respeten dichas libertades, así como la autonomia de la universidad.

Exigimos de los contradictores políticos y mediáticos del profesor Carlos Demasi disculpas públicas por haber vulnerado sus derechos individuales y cuestionado su idoneidad académica ampliamente respaldada en la comunidad nacional e internacional de historiadores.

Denunciamos, por último, que los medios de comunicación social uruguayos, salvo honrosas excepciones, no hayan publicado hasta ahora las tomas de postura de los historiadores, docentes y académicos en favor de Carlos Demasi.

Los historiadores no pretendemos ostentar cualquier monopolio corporativo sobre la interpretación histórica, pensamos que la historia tiene que estar continuamente a debate, ahora bien, no estamos ni estaremos dispuestos jamás a que se cercene la libertad de interpretación del propio historiador, como investigador y docente, que se distigue precisamente por estar apoyada en datos objetivos y documentación de archivo.

En la red, a 11 de setiembre de 2006.

ENVIANOS LO ANTES POSIBLE TUS DATOS A [email protected] (no es necesario para los que ya han manifestado su apoyo en la lista)


 

 

Volver