Historia a Debate


HaD con Dionisio Pereira

 
[[Nota: hacemos llegar a todos nuestra solidaridad y apoyo al historiador Dionisio Pereira, quien se enfrenta a una querella interpuesta por la familia de Manuel Gutiérrez Torres, alcalde de Cerdedo durante el franquismo y jefe local de la Falange Española en los días que siguieron al golpe de Estado de 1936. En el libro A IIª República e a Represión franquista no Concello de Cerdedo (editado por “Verbo Xido” en 2006) se deja constancia de la “presunta” participación de varios nombres de falangistas implicados en la salvaje represión de aquel tiempo. El escrito nos lo ha enviado José L. Gutiérrez Molina de la Universidad de Cádiz]

Muy señores nuestros:

Los historiadores abajo firmantes queremos manifestar públicamente nuestra solidaridad con nuestro compañero Dionisio Pereira que, por haber incluido en uno de sus libros sobre la represión en Cerdedo (Pontevedra), lo que todo el mundo sabía por la zona sufre una querella que tiene prevista un acto de conciliación mañana día 15, en el juzgado de Cerdedo.

Una querella que, pensamos, se enmarca dentro de una serie de denuncias que se van presentado como respuesta a las actividades de recuperación de memoria de estos últimos tiempos.

Por ello suscribimos íntegramente el manifiesto de la asociación "Verbo Xido" que se adjunta y pedimos que se envíen mensajes de solidaridad y apoyo a:

[email protected]
[email protected]
[email protected]


Por ello suscribimos íntegramente el manifiesto de la asociación "Verbo Xido" que se adjunta.

José Luis Gutiérrez Molina
Francisco Espinosa Maestre
José María García Márquez
Fernando Romero Romero
Fernando Sígler Silvera
Montse Armengou (Barcelona)
Magdalena González (Cádiz)
Gerard Brey (Besançon)
Francisco Cobo (Grandad)
José María Lama (Badajoz)
Antonio Orihuela (Badajoz)
Carlos Jiménez Villarejo (Madrid)
Severiano Delgado (Salamanca)
Josep Fontana(Barcelona)
Paul Preston (Londres)
Ángel Olmedo (Badajoz)
Claudio Venza (Trieste)
David Ginard (Baleares)
Ricardo Robledo (Salamanca)
Jaume Claret (Barcelona)
Ángel Viñas (Madrid)
Luis Miguel Sánchez Tostado
Arcángel Bedmar (Córdoba)
Luis Castro
Fernando Magán (Toledo)
Francisco Moreno Gómez (Madrid)
Alfons Cervera (Valencia)
Julio Aróstegui (Madrid
Israel Sanmartín (Santiago de Compostela)

++++++++++

MANIFIESTO Asociación Ecoloxista e Cultural de Terra de Montes “Verbo Xido”

A todos y todas

La transición a la democracia que comenzó con la muerte de quien encabezara el golpe fascista que puso fin a la Segunda República, no terminó con la entrada en vigor de la vigente Constitución ni con la sucesión de elecciones y gobiernos (central y autonómicos) y otras instituciones. La herida provocada por la sublevación franquista sigue abierta porque aquel proceso que nos quisieron vender como ejemplar no fue más que un intercambio forzado en una situación de clara desigualdad. Los resortes del poder seguían en manos franquistas que obtuvieron la impunidad del silencio a cambio de poder ejercer unas libertades públicas más o menos recortadas.

Pero el miedo que durante años de dictadura cerró bocas, no podía seguir siendo siempre el parapeto protector de los verdugos y de sus hijos biológicos e ideológicos. Con el paso del tiempo ha enraizado en la conciencia colectiva la necesidad de arrojar luz sobre los horribles acontecimientos que sucedieron durante la Guerra Civil y que todavía hoy rebrotan.

La Asociación Ecologista y Cultural de Terra de Montes “Verbo Xido”, que forma parte del colectivo “Sinhor Afranio”, se ha implicado en la tarea de colaborar con quienes investigan para sacar a la luz todo aquello que nos quisieron ocultar.

Para honrar a todos los cerdedenses que fueron asesinados o sufrieron la represión en cualquiera de sus formas por defender los derechos individuales y colectivos y a la República, levantamos un monumento en Ponto do Barco (Pedre) en recuerdo de los canteros asesinados en aquel lugar; apoyamos una iniciativa del BNG, aprobada por unanimidad por el ayuntamiento de Cerdedo, de realizar otro monumento para honrar a todas la víctimas de la contienda sin distinción, que todavía no ha sido llevado a cabo; homenajeamos a un hijo ilustre de esta tierra exiliado, José Otero Espasandín, dedicando las jornadas “Tierras de Todos” del 2006 a la recuperación de la memoria de la represión franquista y con una gira por los lugares de la memoria y participamos en la edición del libro La Segunda República y la represión franquista en Cerdedo, escrito por Dionisio Pereira.

También aplaudimos el acuerdo unánime del Ayuntamiento, tomado en abril del 2006, de quitar el nombre de la calle dedicada al ex alcalde franquista Manuel Gutiérrez y denunciamos el peligro que supone otro acuerdo, tomado en la navidad de ese mismo año, sólo con los votos del PP, por el que se revocó el anterior. Se originó así la sangrante paradoja de que un sistema que se pretende democrático honra a quien participó en su destrucción. En pleno retroceso a las cavernas de la historia, el atentado contra el monumento de Pedre sirvió para poner de manifiesto públicamente algo que sabíamos: que los herederos del “Caudillo” no se resignan y que acontecimientos como los protagonizados por el Ayuntamiento de Cercedo les estimulaban.

Sin embargo nos queda la fuerza de la palabra y la fortaleza que nos da saber que defendemos una causa justa. Todos escuchamos en voz baja los nombres de los represores, conocemos las propiedades que cambiaron de dueños a punta e pistola y a golpes de multas, las violaciones y los testimonios de asesinatos y torturas. Con el paso de los años casi todos han muerto, pero la verdad de los hechos es la misma. A los historiadores e historiadoras les corresponde plasmarla en libros y otras publicaciones, y así contribuir a la tarea de cicatrizar una herida que continúa abierta, para que la Guerra y la represión se conviertan en un capítulo de la historia del que aprender para que no se repita.

Por ello, mientras que por escribir en un papel los nombres que fueron mil veces pronunciados en voz baja por las víctimas de la barbarie y que se señalan como presuntamente vinculados a la represión, alguien pueda ser procesado, como sucede con Dionisio Pereira, por frases contenidas en su libro, “Verbo Xido” va a expresar públicamente su respaldo al tiempo que solicita el apoyo de todos aquellos colectivos y personas que trabajan por los mismos objetivos liberadores y defienden que la palabra ni mata ni hiere.

¡Por la libertad de expresión!

En Cerdedo a 11 de febrero del 2007

 

Volver