Historia a Debate


HaD con la Universidad de la Matanza

 
 
Hilda Noemí Agostino
Universidad de La Matanza
Argentina

Estimada Hilda, recibe desde Culiacán, México, una muestra de solidaridad con el esfuerzo que vienes haciendo, junto con la comunidad de La Matanza, para recuperar esa institución de educación superior para los bonaerenses y los argentinos en general. Cálculos mercantiles no pueden echar por tierra la noble misión que está cumpliendo esa institución universitaria. La perversidad no puede ganarle la batalla a los efuerzos académicos de los profesores y a las legítimas aspiraciones de la juventud y el puebo argentino. La voz de la intelectualidad mundial tiene que decir presente en esta hora difícil para la academia en La Matanza. Ya lo ha hecho en otras ocasiones y, sin duda, lo hará una vez más para brindarle una oportunidad a la ciencia, a la tecnología y a las humanidades, una oportunidad a la música, la literatuera y las artes, una oportunidad a la práctica del deporte, en fin, una oportunidad para contribuir al mejoramiento de los niveles de vida de la sociedad argentina desde el espacio por excelencia para la generación y aplicación del conocimiento. Recibe, también, un saludo afectuoso, que te pido hagas extensivo a los colegas de tu institución, de Rigoberto Rodríguez, Universidad de Sinaloa y participante de la red internacional HaD.

 

Volver