Historia a Debate


HaD con la Universidad de la Matanza

 
 
Estimados Colegas HaD: Deseo primeramente presentar mi solidarifdad con los colegas de la U de La matanza. Pero convengamos en algo muy concreto: la persecución de las ciencias sociales en America Latina no es ninguna novedad, ni bajo regimenes de dictadura militar ni bajo democracia. Peor aún, la tan proclamada transición a la democracia constitiye una irrefutable verguenza en el caso latinoamericano, pues los gobiernos democraticos no son más que administradores del sistema impuesto por los empresarios y los generales. El caso universitaro chileno es una situacion también muy concreta: todas las universidades, privadas y estatales, acuden al procedimiento de contrata de profesores a través de la modalidad de prestación de servicios y no de un contrato laboral. Resultado: la mayoría de los profesores universitarios se han transformado en "temporeros" de la educación. De este modo un costo fijo -salarios- pasaa constituir un costo variable, y con ello no hay cobertura en salud ni depositos previsionales. Que conste y lo reitero, esta situación que señala como la que afecta a nuestro colegas de la U de la Matanza, ocurre en democracia, con gobiernos democraticos que asumieron el compromiso de consolidar la democracia. Las universidades se han transformado en América Latina, o están en vías de transformación, de unidades estrategicas empresariales. Su cometido es producir, dado el caso, conocimiento, pero con una alta rentabilidad. De ahi pues que las ciencias sociales no cuenten en este esquema de mercachifle que tienen las autoridades educacionales. Creo que HaD puede ser una excelente tribuna no sólo para denunciar estos casos sino también para formar una red solidaria que permita crear los mecanismos de control de las acciones administrativas de las autoridades universitarias -un reducto de los menos democraticos en América latina- que permita la continuidad de todas las areas del saber y del conocimiento, con una equitativa repartición de los fondos concursables -otro gran problema en nuestra area- destinados a la Universidad. Reciban un cordial saludo y mi solidaridad desde Chile, donde la situación universitaria no es mejor que la del resto de América Latina.

Patricio Carvajal, Profesor Universitario, U Marítima de Chile, U de Valparaíso.  

++++++++++++++++++

Estimados Colegas: El caso de la U de la Matanza pone de nuevo en evidencia la precariedad del sistema universitario de nuestro continente. Argentina, con la revolución universitaria de 1918, dió tempranamente en el mundo un ejemplo de lo que se entendía por universidad abierta, democrática. Ha pasado casi un siglo, y las denuncias contenidas en el manfiesto de Córdoba de 1918 siguen tan vigentes como la violación de los derechos humanos. En América Latina enfrentamos hoy a una triple alianza: militares - empresarios - político- estos ultimos, de todos los sectores ideológicos, incluidos los de izquierda-, que se han repartido el poder y la riqueza de nuestras naciones. Y el sistema les brinda sustanciosos beneficios. Estos tres grupos son dueños de universidades, al menos en Chile, las que controlan y gestionan con los minimos costos y con altas tasas  de rentabilidad. Tal vez sería conveniente realizar estudios de calidad y sustentabilidad del sistema universitario latinoamericano, pues la mentada acreditación a la que aspiran en centros,  supone políticas muy distintas a las aplicadas en la U de la Matanza. un cordial saludo desde Viña del Mar,

Patricio Carvajal, Profesor Universitario, U Marítima de Chile, U de Valparaíso.  

 

Volver