Aniversario


Primer Aniversario We


Apreciado Carlos,
 
Me uno a las felicitaciones del primer aniversario electrónico de HAD. Estoy de acuerdo con Roger Abasalom (sic.) de que debemos escribir en nuestra lengua propia. Sabemos las limitaciones linguo-centristas de este medio de comunicación dizque "global" (¿luego, pluringue?), comprendemos los esfuerzos de HAD por facilitar la comunicación y el diálogo. En verdad que el éxito de este primer año se debe a los esfuerzos y entrega de un equipo de colegas en Galicia que NOS están dando el ciento por uno a todos los demás.

Hay un detalle que quisiera que consideraran en términos de redacción en español (castellano), el uso del signo de arroba (@) en las comunicaciones. Comprendo que el uso de dicho signo es para que el lector entienda que, o no se excluye a nuestros colegas femeninos, o se las incluye. Me parece que nuestro idioma provee para un recto entendimiento de la correspondencia entre artículos, nombres, pronombres  y adjetivos, como para que no se malentienda el uso normal del idioma como excluyente.

En Inglés se utilizan estas distinciones por razones políticas en lenguaje escrito, no en el hablado. Nunca he oído al angloparlante estadounidense en su habla normal y corriente diciendo: "I gave my children her/his blessings today" (cuando tiene hijos varones y hembras),  sino "I gave my children their blessings today". En el Inglés escrito, aun en comunicaciones profesionales, el uso de las grafías "his/her", "her/his", tenían dos consecuencias: 1) que destruían la fluidez del idioma porque el lector se atragantaba mentalmente (lectura silente) con ese obstáculo gráfico, y contradecía las pautas gramaticales y estilísticas que se enseñaban a los jóvenes para manejar bien el idioma y expresarse bien; 2) creó el problema de que si escribías "his/her" en lugar de "her/his", aunque fueras mujer te podían acusar de "machista". Muchos optaron por escribir cosas como ésta: "The historian, in the course of HER research, might find evidences that may force HIM to modify HER/HIS approach." ¿Cómo traducimos este tipo de frases con signos de arrobas de manera que todo el mundo quede contento?

Todo esto, es lo menos que me preocupa, lo que me preocupa más es que se vea en el signo de @, una manera legítima de expresión. Ello implica el aceptar un tipo de "colonización" que asume que los problemas de UNA sociedad, y su modo de no resolverlos, son transferibles a todo otro tipo de sociedad.

Yo sugiero que nos expresemos en nuestro idioma utilizando sus hermosos recursos, hoy, todos sabemos que es indecente postergar y explotar a la mujer, que su justo aprecio es una labor mancomunada y urgente. Yo,
sencillamente, me opongo a escribir que esto, tan visceral, es "[email protected]".

Elpidio Laguna
Rutgers University
[email protected]