Felices Fiestas



Amigas y amigos de HaD:

Ante la cercanía de las fiestas navideñas (hanuka, etc) y del nuevo año, los coordinadores de la red temática Historia a Debate os deseamos personalmente alegría y felicidad en compañía de nuestras familias, así como las mejores perspectivas y éxitos profesionales, especialmente para los jóvenes colegas en el difícil trance de consolidar su situación como profesores e investigadores de historia.

Desde la historia seguiremos, en 2008, contribuyendo a  un mundo más justo e igualitario, donde se demuestre en verdad, día a día y en todos los continentes,  que la democracia (y sus instituciones nacionales e internacionales) es una herramienta útil y necesaria para terminar con el hambre, la pobreza y la guerra, para lograr mayores cotas de bienestar para todos, para asegurar plenos derechos humanos, sociales y políticos a las minorías por cuestión de etnia, religión, género y opción sexual, para hacer justicia y rehabilitar la memoria de las víctimas de todas las opresiones y violencias, pasadas y presentes.

Como historiadores sabemos que, demasiadas veces, se usaron y se usan las banderas de la libertad y de la democracia, de la igualdad y de la justicia, para hacer todo lo contrario, por lo tanto es mucho lo que hay que estudiar, explicar y hacer, si queremos que la globalización de valores que preconizamos como referencia universal de nuestro oficio en el Manifiesto se corresponda con la realidad y con la historia.

Clío mediante, en el nuevo año seguiremos trabajando, vosotros y nosotros, en la resconstrucción del paradigma historiográficoal tiempo que profundizamos y damos pasos adelante en la construcción de esta ya desarrollada comunidad académica de nuevo tipo que es Historia a Debate, ejecutando tareas pendientes e iniciando la preparación del IV Congreso Internacional prevista de manera presencial y telemática para  julio de 2010.

Por el mejor futuro para la historia como disciplina y realidad social, feliz 2008 desde Santiago de Compostela

Carlos Barros e Israel Sanmartín