Entiendo vuestra buena fe cuando os ponéis trascendentes respecto de las barbaridades cometidas por nuestros alumnos y os preguntáis por el papel que nos toca a nosotros en su barbarie. Me parece maravilloso.

Sin embargo ya tenemos abierto un debate sobre la Historia de España y cómo se enseña (o cómo se tergiversa).Sinceramente, vuestra buena fe me ha resultado un poco aguafiestas. En el mundo muere mucha gente todos os días por culpa de un montón de injusticias. La vida particular de cada uno cuando rascas la superficie, esconde un sinfín de miserias de las que las noticias de sucesos de los noticiarios sólo son la punta del iceberg.

La sociedad es una bastante mediocre en general, al igual que el hombre en particular. El sistema educativo que padecemos es malo de cojones. Está completamente al margen de la sociedad. No forma para insertarse en la sociedad sino para reproducir las mismas injusticias que hoy sufrimos. Los profesores no saben nada de pedagogía. No hay acuerdo entre los contenidos. Los padres son unos irresponsables. Los niños son una calamidad que entre todos se van maleando cada vez más....

¿Sigo? Este debate es uno entre una docena en el cual nos podríamos haber dedicado a reírnos un poco para poder sobrellevar mejor la frustración que supone tener que enseñar algo a personas en proceso de maduración que no te comprenden, que no saben lo que quieren, que tú no sabes cómo hacerles llegar las tres felices ideas claras que tienes en la cabeza, que no sabes como atraerles hacia la cultura y hacia los valores propios de una sociedad democrática madura.

De verdad, compañeros. Sois un poco aguafiestas y excesivamente serios. Por cierto, esa es una de las razones por las que la mayoría de los alumnos creen que somos aburridos y bostezan mientras hablamos. La única esperanza que tengo es que tanta reflexión y tantos golpes en el pecho de verdad sirvan para algo y que no os quedéis en las meras palabras. Que después de haberos llevado las manos a la cabeza seáis lo suficientemente coherentes como para haber cambiado algo al día siguiente en vuestras clases.

Un saludo.

José Fernández