Debates


Historiografía y Globalización


[Nota: respuesta de Carlos Barros sobre Brasil, latinindad, globalización y relaciones académicas internacionales, en la entrevista en portugués publicada digitalmente en la 8 ª edición de julio de 2005 en la Revista Cantareira de la Universidade Federal Fluminense, Rio de Janeiro]
 
4) Aqui no Brasil, pelo menos na nossa experiência recente de estudantes universitários, ainda é bem maior o contato dos alunos de graduação com os trabalhos de historiadores europeus (além dos nacionais), havendo pouco diálogo, excetuando uma ou outra disciplina mais específica, com a produção dos nossos vizinhos latino-americanos, por exemplo. Pelo que o senhor pode perceber na Europa, na Espanha pelo menos, como está o contato dos historiadores do Velho Continente, incluindo aí as leituras dos estudantes de graduação, com a produção oriunda de países subdesenvolvidos?
 
Historia a Debate ha conseguido, en nuestra primera década de trabajo, organizar una comunidad académica de nuevo tipo basada en el “intercambio igual”, en el debate y en el consenso, entre miles de historiadores y profesores de historia de cientos de universidades de los dos lados del Atlántico, incluidas algunas brasileñas. No nos consideramos “subdesarrollados”, todo lo contrario, y menos aún consideramos a Brasil como un país académicamente “subdesarrollado” que los historiadores europeos debamos “recolonizar”. Somos contrarios a los intercambios académicos desiguales, asimétricos, por una cuestión de eficacia: no sólo por razones de ética académica, cultural y política. El  onocimiento nuevo, también en el campo de la historiografía, surge hoy ante todo por la vía de la globalidad, la multilateralidad y la horizontalidad que permiten las nuevas tecnologías de la comunicación. El viejo sistema centro-periferia del XX no sirve en el nuevo siglo: los focos de innovación historiográfica situados en los países “desarrollados”, unilaterales y verticales, están agotados desde hace años. El eurocentrismo está muerto y las viejas dependencias académicas también, al menos en medios académicamente avanzados, lo que cuenta ahora es la interdependencia global. Periferias del siglo XX pueden ser centros de nuevo tipo (no “coloniales”) en el siglo XXI, así pasa con España y América Latina en lo tocante al foro-tendencia de HaD, así pasa con Brasil en lo referido a los foros sociales de la globalización alternativa (Porto Alegre), otro ejemplo lo está ofreciendo Lula, vuestro gobierno, al promover una nueva alianza política con otros gobiernos latinos, americanos y europeos (España).
 
¿Por qué la historiografía brasileña no tiene más relaciones con el resto de las historiografías latinas, incluida España? Nos gustaría desde Historia a Debate debatir con vosotros para comprender, y contribuir a solventar, ésta y otras paradojas de la historiografía brasileña, que refleja tal vez mejor que otras historiografías nacionales la encrucijada Norte / Sur en la que se encuentra hoy la universidad, la historia inmediata y la globalización.Nos hemos preguntado en ocasiones porque la academia brasileña participa menos en nuestras actividades digitales y presenciales que, por ejemplo, México o Argentina: salvo notorias excepciones como Ciro F. Cardoso de la UFF, José Giraldo Vinci de Morais de la USP, Jorge Nóvoa de la UFB, entre  otros y otras colegas. Al principio pensábamos en el problema de la diferencia idiomática, pero no parece lo fundamental ¿verdad?,  y menos todavía si se tiene en cuenta que HaD se coordina desde Galicia.
 
Vamos comprendiendo algo las razones de fondo,  como dices en la pregunta Brasil no conecta académicamente con el resto de la América Latina, y, hay que añadir, tampoco con España existe una gran tradición de intercambio: queremos ayudar a resolver esta anormal situación, es preciso que la historiografía brasileña se incorpore más a la globalización historiográfica alternativa que estamos construyendo entre todos.