Debates


Historiografía y Globalización


Estimados H a D, acabo de conocer el grupo a través de la página web de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mar del Plata, Argentina. Me interesó el tema de la globailización y quisiera participar del foro.

No he leído todos lo comentario del tema en cuestión pero desde la especialidad que tengo, el Diseño Industrial, soy conciente que los productos son parte inseparable de la globalización.

Quienes trabajamos con los objetos que requieren producirse en gran escala para proporcionar ganancias, somos en parte responsables del tema. Nuestra responsabilidad es no proponer alternativas que funcionen en los mercados más locales y no por el pensamiento "Think global, act local"

Como todo tema hay cosas buenas y malas. Creo que la solución a este, como a la mayoría de los problemas, es la ética. Ética no de los gobiernos y mandatarios, sino de la gente. Este es el punto. Cuando la gente (es decir todos nosotros) podamos elegir aquellos elementos que "realmente" necesitamos y no simplemente lo que está a nuestro alcance monetario, entonces el monstruo de la globalización cesará en su crecimiento.

No digo que debamos regresar al neolítico. Simplemente ser conscientes de qué compramos, de donde viene, quien lo hizo ( trabajo esclavo de diversos paraísos productivos y fiscales), cuanto se contamina con esa producción, etc.

El tema da para mucho y creo que la difusión de estos parámetros es lo que logra el cambio.

Lo positivo de la globalización es que el contexto actual no es sólo la región donde vivimos, sino el mundo entero.Sin embargo esto que es un dato, no parece tener la fuerza suficiente. La banalización de lo inmediato, saber lo que ocurre en todo el planeta en el momento que ocurre, sigue sin ser suficiente. No hay distancia temporal y sin embargo siguen ocurriendo lejos. Se ven imágenes de las máquinas destruyendo las selvas tropicales del sudeste asiático. Sabemos que es una locura, sentimos una congoja, pero no tenemos medios suficientes para que todo el mundo sienta lo mismo. No se trata de información, sino de convicción a ultranza.

Silvio Gadler
diseñador, Mar del Palta