Es la segunda vez que participo, recibo todas las comunicaciones y esta iniciativa me resulta gratificante dados los aportes de los interesados por la ciencia histórica a nivel global. Mi aporte a la discusión apunta al tema Globalización e Historiografía, desde la propuesta, amplia, que implica el concepto de Nacionalismo. Entiendo, siguiendo el razonamiento de Castells, que la sociedad global es una construcción histórica, caracterizada por procesos de exclusión, diferenciación y homogeneización a la vez. A aquellos que temen una pérdida de lo "nacional", entendido como rasgos y características particulares desde lo cultural, desde los modos de producción, la experiencia y el poder (construidos tal cual lo entiende Castells) creo que debemos tranquilizarlos, ya que ello no se perderá, lo que si creo importante resaltar es que la globalización pondrá a prueba en las sociedades las tan declamadas nociones de identidad, alteridad, igualdad, libertad, autodeterminación, coexistencia y respeto mutuo. Desde una zona excluida de la globalización (activa se entiende) como es en la que yo vivo, estos concepto 
cada vez se desdibujan y se pierden más. Eso es lo grave y lo que puede dar lugar a planteos mesiánicos y salvadores de trasnochados entendedores de las demandas sociales.
 
Daniel Jaremchuk