¡PATAGONICOS, ES HORA DE DECIR BASTA!

La Patagonia siempre padeció la arbitrariedad de todos los gobiernos centrales. Cómodos funcionarios que creen que Bariloche está pegado a Comodoro Rivadavia y que después de Zapala queda Río Gallegos que es la capital de Río Negro donde cultivan manzanas, manejaron y manejan nuestros destinos.

Tenemos Inmensas extensiones de tierra totalmente libradas a la voluntad de Dios. No solo la tierra, también sus habitantes. Si en este momento sumamos todos los campos que están en venta o abandonados en la Patagonia; porque sus dueños no pueden vivir más de ellos y ven como día a día; cual arena; se les filtra de las manos el esfuerzo de toda una vida; alcanzaría a cubrir una extensión similar a la de varios ricos países desarrollados del primer mundo de igual clima y topografía.

Valles fértiles que no pueden hacer producir porque sus dueños están endeudados con los bancos o embargados por la DGI. Un litoral marítimo desbastado y mal explotado. Un puerto natural de aguas profundas; único en el país; que no brinda la utilidad que debería a la Argentina, porque ningún gobierno se ocupó de apoyarlo como corresponde y siguen usando puertos antieconómicos como los de la Capital Federal o Bahía Blanca, inservibles para el comercio moderno pero con lobies de poder muy bien armados por razones políticas.

En su momento fuimos los únicos que vivimos la angustia de los chicos de dieciocho años que mandaron a la guerra. Más de un poblador patagónico cobijó en su casa a alguno de ellos mientras esperaba para ir al frente. También, sufrimos la angustia de los viejos de dieciocho años, que volvieron de la guerra como prisioneros en el Camberra. Solo la Patagonia padeció la guerra de las Malvinas. Mientras nosotros teníamos ejercicios de oscurecimiento, practicas de bombardeo en las escuelas y hasta un verdadero alerta roja, en la Capital Federal se vivía la noche porteña como si nada pasara. No era la primera vez, ya en el 78 por culpa de los mismos enajenados que nos gobernaban estuvimos al borde de enfrentarnos con Chile.

Históricamente padecimos impunemente los cierres de las fuentes de trabajo. Ferrocarriles, empresas textiles, YPF, y un sin fin más que solo estuvieron mientras tuvieron dádivas impositivas. Exprimen mientras pueden, cuando se acaban las prebendas, se retiran dejando tras de sí una serie de galpones vacíos y una población angustiada y decepcionada. Hasta que llegue otra a hacer el mismo circuito.

Excepto unas pocas privilegiadas, la mayoría de las industrias que todavía subsisten, brindan escasos empleos. Muy pocas reinvierten en la zona. Son empresas que tienen el cuerpo en el sur, pero el cerebro encerrado entre el Riachuelo y la General Paz o en el extranjero

En los últimos años nos inundaron de bancos, que son meras cajas recaudadoras. Aspiradoras de dinero que vuelcan en la Capital Federal en la timba financiera que más rédito les dé en ese momento y a nosotros nos cobran tasas de intereses que en sus países de origen están catalogadas como usura y penadas por la ley.

A los gobiernos nacionales jamás les importó el sur. Siempre es relegado en favor de las provincias del norte, donde legendarios feudos de poder saben que corruptos botones hay apretar a la hora de dar y recibir favores. Por las grandes distancias, la soledad y lo agreste del clima; no se nos hace fácil a los habitantes patagónicos agruparnos y organizarnos para efectuar reclamos. Por eso, para los políticos es más importante tener a Mataderos tranquilo, que tiene más de un millón de habitantes; mucho más que toda la Patagonia junta y está al lado de la Capital Federal; que preocuparse por el desarrollo del sur argentino. El caudal de gente que tiene Mataderos es más tentador y fácil de seducir. La Patagonia en cambio no es una fuente relevante como proveedora de votos.

¡Debemos declarar la independencia!

La Patagonia genera el mismo producto bruto que Uruguay, la diferencia es que ellos son tres millones y nosotros sólo un millón. Somos un país viable, sólo hace falta que nos organicemos para eso.

Tenemos todas las condiciones como para ser independientes. Sin las lacras que nos endilgan del norte.

Patagónico. Si está de acuerdo con esta proclama hágala circular.

+++++++++++++++++++

Hace unos días, y por distintas vías, recibí un autodenominado MANIFIESTO PATAGÓNICO, que independientemente de  algunos de nosotros. circula por los buzones existentes.

Tal vez cometí el error de reenviarlo sin aclaraciones de mi parte, pero creo oportuno hacerlo ahora. No estoy de acuerdo con actitudes políticas que puedan entenderse como fragmentación del país ni mucho menos con actitudes que rayen en sedición, tal como puede inferirse de ese documento cuyo autor desconozco.

Sí me pareció importante que gente que no vive en la Patagonia, tal el caso de funcionarios y diputados, políticos, historiadores, amigos de otras latitudes, etc., reconozcan el espíritu de protesta que encarna ese documento: la eterna postergación de la Patagonia como región, sin la población suficiente como para pesar (apenas 1 millón de habitantes diseminados en la tercera parte del país) en el concierto político nacional; casi la población del Partido de La Matanza en la Pcia. de Bs.As. Se imaginan Uds. lo que representaría que TODO ese partido bonaerense se levantase en pos de un reclamo legítimo? Hay diferencias, no?

Acá se vive el viento y el frío la mayor parte del año, es costoso vivir y pasear, no hay industrias, el petróleo ya no es nuestro (argentino), la lana ha perdido precio, se pierden bosques por la imprudencia de funcionarios (caso Ma. Julia Alsogaray, y no es la única), se depredan los mares, se discrimina al pobre paisano indígena....
Qué mas?

La Patagonia entrega energía al país de la pradera bonaerense (El Chocón), gas y petróleo, pesca, lana, maderas......Y? Poco en compensación: Además, amenazas recientes, ahora derogadas por un año, de quitar beneficios al costo del gas y las naftas, por proyecto del Gobierno Nacional.

Saben cuánto gana un maestro recién recibido? el mismo valor que quince metros cúbicos de leña: 279$ en Chubut, algo más en Neuquén y Santa Cruz.... Y los alquileres? Saben que las rutas son cruzadas por pocos automóviles y camiones en el día? Eso aumenta el desconsuelo pero acentúa la solidaridad patagónica: a diferencia de cualquier ruta del país, nadie queda en ella por algún problema; siempre se lo levanta.

Si bien ese "manifiesto" tiende a separarse desde el Río Colorado al Sur, y no es para acordar con ese acto o actitud, hay un espíritu de mucha bronca en la región, y muchos lo dicen y repiten.

Creí importante aclararlo pues pudo pensarse que estaba de acuerdo con el mismo; insisto, no separarse, pero recuperar la Patagonia, para que algún día no se pierda. Incluso les comento que circula un cuento fantástico cuyo escenario es la Patagonia en años venideros, separada definitivamente del país como un estado autónomo. Quiere decir que el espíritu está latente. Por algo será.

Gracias.
Jorge Oriola

Jorge Oriola