Debates


Historia de la Guerra Civil Española

 
Saludos cordiales para todos los [email protected] de Historia a Debate.
 
Quisiera agradecer sus comentarios a todos cuantos han tenido una opinión sobre una reflexión mía, a propósito de la Memoria Histórica de las víctimas de la Guerra Civil española y de la posterior represión franquista. Al centrifugarse las interpretaciones de mi breve "comunicación", quisiera apostillar esta con dos conclusiones:

PRIMERA: mi recriminación hacia el olvido de la represión contra los vencidos (que lo fue, no se olvide, por representar unos valores encarnados por nuestra Democracia actual) no va dirigida contra el Gobierno actual de España -cuya connivencia con esta situación no carece de ciertos ramalazos de coherencia ideológica con la dictadura franquista- si no, precisamente, contra ese amplio espectro de la Izquierda, supuestamente heredera ideológica y moral de quiénes, por militar en esas organizaciones, acabaron como acabaron, que ha abandonado sus referentes históricos inmediatos -salvo sus derechos a reclamar el patrimonio inmobiliario-. Creo oportuno clarificar, que yo no postulo por otro juicio de Nüremberg a los responsables, si no planteo la oportunidad de sumergir a nuestra Democracia en un baño de gratitud y reconocimiento hacia TODAS LAS VICTIMAS de aquella contienda provocada por la sublevación militar, aun considerando que, desde el fin de la guerra y hasta la muerte del dictador, solo ha habido un reconocimiento a los muertos de un bando (los "Gloriosos Caídos por Dios y por España"). Cuarenta años de funerales, desfiles, mausoleos, medallas, Cruces a los Caídos, pensiones, becas y otras prebendas para sus viudas e hijos. Los otros, los vencidos, solo fueron acreedores a la muerte, al exilio, la persecución, el desprecio y a todo género de marginaciones. De este "olvido" nace el deber de RECUPERAR estas páginas HISTÓRICAS, no como una REVANCHA, si no como una elemento DIDÁCTICO imposible de adquirir ni difundir si se mantiene silenciado, en aras de una pretendida "prudencia". De la "prudencia" nace el olvido y con este se favorece la manipulación de una Historia a la que se ha sesgado una parte fundamental.

SEGUNDO: la eliminación de los símbolos del Franquismo, desparramados por miles en toda España, frecuentemente defendidos con excusas tan deleznables como que "atentan contra el patrimonio histórico", encuentra su respuesta en que la mayoría de ellos, no solo no están catalogados como de interés artístico o arquitectónico, si no que son intrínsecamente horrorosos al juicio del menos escrupuloso de los estetas (estatutas, grupos escultóricos, murales, etc). Díganme ustedes, respetados disidentes de mis nada afiladas observaciones, ¿qué sentido "histórico" tiene a la puerta de muchas iglesias, una lápida con los nombres de los falangistas "caídos" en el conflicto?. ¿Cuales son las bondades para la Historia, que se amparan tras miles de calles dedicadas al sanguinario general Queipo de Llano o a José Antonio Primo de Rivera, fundador de una Falange, aliada de los golpistas y Gestapo represora del naciente régimen?

Historia y Política, Razón y Manipulación históricas, se enfrentan  en un debate en el que solo cabe una interpretación final del problema desde el talante ideológico del historiador. Este es el "quid" de la cuestión, no nos engañemos.

SI, A LA RECONCILIACON
SI, A LA RECUPERACION HISTORICA DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO
SI, AL HOMENAJE A SU MEMORIA HISTORICA
NO, A LOS SIMBOLOS DE LA DICTADURA.

A [email protected], un afectuoso saludo,

Florencio Dimas.


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

He leído atentamente su comentario en "Historia a Debate" (Secc. "Debate -Historia de la Guerra Civil").
Respuesta al mensaje nº 8 de José Julio Cuevas, ]

Coincidimos en línea generales, aunque si conoce los intríngulis de la investigación documental en España, sabrá de la enorme dificultad de acceder a los archivos militares (que es donde se encuentra el cuerpo documental cívico-militar mas importante y voluminoso, p.e.: los documentos judiciales). No ignorará que las instituciones públicas (la Universidad y las de carácter autonómico y local) han borrado de sus prioridades presupuestarias desde hace muchos años, el apoyo a esta línea de investigación. Así, esta ha quedado abandonada a la iniciativa de los investigadores a título particular (o lo que es lo mismo: a paralizarla). No crea usted que está todo dicho sobre datos tan importantes sobre la guerra como el que Vd. apunta: las estadísticas de movilización militar. Usted no desconoce que el general Sálas Larrazábal, se aprovechó de su rango para acceder en exclusiva a archivos y documentos que -por increíble que le pueda parecer- están hurtados a la consulta general y la mayoría de sus investigaciones estadísticas -por ejemplo: el número de víctimas- lo fueron por extrapolación entre provincias, cuyos resultados se ha demostrado que son absolutamente inexactos (doy fé en lo relativo a la Región de Murcia).
 
Si bien no es del todo cierto que sea la burguesía la que ha escrito la Historia, no me negará que una parte importante del claustro español hasta hace pocos años, pertenecía a este sector de extracción social que se ha educado y ha sido elevado al birrete  superando el filtro de fidelidades académicas del Franquismo. Hasta los mas preclaros demócratas como el profesor Tomás y Valiente (q.e.p.d.) lo han admitido públicamente.

Ahora que la Universidad es mucho mas abierta y plural, es cuando se cierra el "grifo" económico para la investigación, cuyos efectos -junto con la concienzuda labor de insensibilización en valores democráticos realizada desde 1976 por la "transición"- tiene unas repercusiones nefastas para poder revisar la Historia "oficial" con NUEVAS APORTACIONES. Ese es el "quid".

Gracias por su atención y reciba un saludo muy cordial.

Florencio Dimas
www.galeon.com/florenciodimas